La industria refresquera del país cerraría 2016 con un volumen de ventas superior a 18,824 millones de litros, lo que representa un incremento del 3.8% anual.

La consultora KPMG presentó el estudio "En crecimiento la industria refresquera", donde destacan que la industria ha logrado mantener un crecimiento sostenido, con una tasa compuesta anual del 1.2% en los últimos 16 años.

NOTICIA: A mayo, crece consumo de refresco

Lorenzo Gómez Morín, gerente del área Global Strategy Group de KPMG en México, comentó que a dos años de un ligero descenso en el consumo del -2.2% en el 2014 cuando entró en vigor el IEPS a refrescos y bebidas azucaradas, la demanda del consumidor mexicano mostró que es relativamente inelástica ante el cambio de precios.

El consumo per capita de refrescos se encuentra en 1.4%, con un crecimiento moderado constante del 0.3% anual desde el 2012, y su principal impulsor ha sido la comercialización de envases de más de 2,000 ml.

NOTICIA: Replantean duplicar el impuesto especial a bebidas saborizadas

"Aunque existan nuevos aumentos en el precio, el consumidor mexicano busca alternativas para consumir este producto. En el contexto económico actual que estamos teniendo amenazas a muchos sectores, esta es una industria que se orienta totalmente al consumo interno, es una industria que va a continuar con la capacidad de inversión, a menso que se presente una catástrofe económica", apuntó Óscar Silva, socio del área Global Strategy Group de KPMG en México.

Hasta el tercer trimestre del 2016 los integrantes a la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC), habrían invertido en el año 15,300 millones de pesos, un alza del 16.4% ante el total del 2015, 13,149 millones de pesos.

NOTICIA: IEPS no redujo ingesta calórica

Los retos para el 2017 incluyen desaceleración del PIB, inflación, desaceleración de la IED y el índice de confianza del consumidor.

Apuntaron que ante el contexto económico de incertidumbre, la mejor acción que ha demostrado la industria es la adaptación, teniendo como resultados las aguas saborizadas y las bebidas deportivas, categorías que han tenido crecimientos del 5% y 14.5% respectivamente, del 2014 al 2016.

maria.rodriguez@eleconomista.mx