La importación de vehículos usados procedentes de Estados Unidos llegó a su nivel histórico más bajo en los últimos 10 años con relación a la venta interna de unidades nuevas, informó la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Ante ello, destaca en su último reporte, la industria automotriz prevé finalizar 2015 con una cifra menor a las 200,000 unidades usadas importadas.

Lo anterior, luego que a octubre pasado la importación de autos usados fue de 144,893 unidades, comparadas con los 406,578 vehículos que entraron en igual periodo de 2014, lo que significa una reducción de 64.4% y un equivalente a 13.6% del total de ventas de vehículos nuevos en el país.

NOTICIA: Prórroga a decreto automotriz, un hecho

Detalla que en el décimo mes del año, la importación de vehículos disminuyó 45.9% respecto a similar mes de 2014, lo que representó 15,054 unidades menos.

De acuerdo con los datos de la asociación, desde 2005 cuando se decretó la libre importación de vehículos, este fenómeno llegó a representar incluso hasta un 143% mayor que la venta interna de unidades nuevas en 2006, cifra que en octubre del año en curso fue de sólo 13.6 por ciento.

NOTICIA: Cae 80% venta de autos usados de importación

Así, mientras que en el periodo de enero-octubre de 2006 la importación de vehículos usados ascendió a un millón 282,990 vehículos, para enero-octubre de este año fue de 144,893.

Al respecto, el director general adjunto de la AMDA, Guillermo Rosales Zárate, recordó que en septiembre de 2014 se introdujeron las modificaciones a la importación de vehículos usados que prácticamente paralizaron esta actividad al implementarse el pre-requisito para la presentación del certificado de exportación en la aduana y eso tuvo un fuerte impacto.

De continuar la tendencia, previó que 2015 terminará, por primera vez desde la apertura a la importación en octubre de 2005, por debajo de 200,000 unidades.

NOTICIA: Se hunden vehículos usados foráneos

Rosales Zárate afirmó que es un logro muy importante que se ha hecho posible gracias a la implementación de medidas de control del Servicio de Administración Tributaria y la Secretaría de Economía .

A partir de que se ha valorado que si bien no existe el objetivo de México de cerrar la frontera a la importación de vehículos usados, sí hay una evaluación que en 10 años generó costos y aspectos negativos para el país, no sólo la afectación dentro del mercado automotor , puntualizó.

mac