El próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, reiteró que el incremento de costos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ha sido “fenomenal” pero no es la parte más importante que determinaría la continuidad de su construcción (como lo son el impacto ambiental y territorial, por ejemplo), por lo que se comprometió a visitar la próxima semana los pueblos afectados en la zona de Texcoco.

Además, dio a conocer que en las próximas tres semanas habrá mesas de trabajo con expertos en diversas temáticas involucradas con la obra y se sumará el informe de especialistas franceses en aeronáutica que recibirán el día 15.

En un diálogo público con integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), opositores a la terminal, dijo que es fundamental escuchar a todas las partes relacionadas con la obra para que la sociedad cuente con elementos suficientes para participar en la próxima consulta.

“Se tiene una información sesgada, porque uno de los oradores habló de que el aeropuerto costaba 169,000 millones de pesos en principio y que son 285,000 millones de pesos, sí, pero hay algo más preocupante que eso: es que los 169,000 millones de pesos estaban planteados en un principio para todo el proyecto, las dos etapas y los 285,000 millones de pesos están considerados nada más para la primera”, dijo Jiménez Espriú.

En el foro participaron representantes de Acolman, Acuexcomatl, Atenco, Atlazalpan, Chicoloapan, Chimalhuacan, Chipiltepec, Tepetlaoxtoc y Texcoco, entre otros, quienes directamente expusieron sus inquietudes por los efectos que tendrán por el NAIM. Entre los presentes estaban los próximos secretarios de Medio Ambiente, de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano y de Bienestar Social.

“No es una consulta para curarnos en salud, es para conocer las opiniones de todos. Ni tampoco una donde damos más importancia a los empresarios e interesados en el negocio que al pueblo. Seguiremos haciendo consultas para todos. Es algo que emprendimos desde la campaña política y se continuó luego de la elección”, agregó.

Tema ambiental, el pendiente

El principal cuestionamiento de los habitantes de los pueblos afectados es la devastación ambiental que ha generado la obra en sus comunidades y el impacto negativo que tendrá la construcción en la zona del lago de Texcoco, incluso uno de los oradores dijo: No al aeropuerto. Estamos por mantener los cerros porque son casas de agua para todos. La próxima secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González, dejó en claro que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) relacionada con el NAIM no contempla el impacto en las comunidades aledañas.

[email protected]