Con la llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos a México le surgen oportunidades millonarias de inversión en el sector energético, por lo que es el momento de reimpulsar el desarrollo de las energías limpias para generar crecimiento económico adicional de hasta 3 y 5% anual, aseguró José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El especialista del sector privado sostuvo que la interacción y el impacto de las energías renovables en otros sectores productivos puede generar inversiones millonarias que superen los 50,000 millones de dólares para los próximos años.

“Además de alinear a México en las estrategias que están siguiendo en inversiones y desarrollos en Estados Unidos, porque el gobierno estadounidense subsidia hasta 30% proyectos de energías renovables y en Europa se observa que esa tendencia energía renovable es el que está dirigiendo las inversiones de las empresas más importante de ese sector. Hay oportunidad de generar crecimiento económico entre 3 y 5% adicional en los siguientes años para México”, aseveró en entrevista.

Con la presente administración de Andrés Manuel López Obrador, las nuevas inversiones en energías renovables se mantienen frenadas, sin embargo, debido a que gran parte de los proyectos de energías limpias en México son de origen estadounidense, “es factible que la política amigable con esa tendencia que resaltará Joe Biden influya en la política pública de nuestro país”.

Coincidió en que el ataque frontal a la certeza jurídica de las inversiones en México causa graves consecuencias para el país como la pérdida de empleos, de confianza de inversionistas, y afectaciones para los proyectos eléctricos de todas tecnologías.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx