El dictamen de la reforma en materia de subcontratación no tendrá más cambios, por lo que la iniciativa privada espera que los diputados aprueben, en esta semana, la propuesta enviada por el Ejecutivo, incluidos los ajustes sobre el pago de las utilidades a los trabajadores, el cual se topó a tres meses.

En entrevista con El Economista, Fernando Yllanes, presidente la Comisión de Seguridad Social y Recursos Humanos de la Concamin, explicó que el acuerdo con el gobierno federal ya se cerró; aunque consideró que aún hay aspectos que tienen que revisarse, como es el caso del trabajo temporal que se utilizan con frecuencia para los picos de producción, o por una mayor demanda en las ventas de fin de año.

"Vamos a seguir insistiendo en ese tema del trabajo temporal, digo ahorita ya la reforma viene como viene. Un acuerdo, es un acuerdo y ya no se puede cambiar, pero sí me parece que se tiene que seguir reflexionando sobre el tema de la subcontratación de personal temporal, porque es un requerimiento real, de repente hay épocas en las que se saturan las actividades, que tienen un requerimiento de captar personal", explicó Yllanes.

Destacó que la contratación de eventuales es muy complicada en el país, "si contratas trabajadores eventuales y el día de mañana presentan una demanda al término del contrato; yo como patrón tengo que probar cuáles son mis laborales normales y ordinarias, tengo que probar que tengo un requerimiento extraordinario que rebasó mis actividades normales y ordinarias y qué procedimiento extraordinario inició y concluyó, todo eso tengo que probar como patrón en un litigio", apuntó Yllanes.

De acuerdo con datos del IMSS, hay un registro de 83,627 trabajadores eventuales, quienes tienen contratos limitados, ya sea por un proyecto, o por un pico de producción.

"Me queda claro que en esta ley se perdió esta opción de la subcontratación de personal; pero, en la modalidad de subcontratación de personal temporal, me parece que sí hay que hacer una reflexión para ver si se puede hacer algo inteligente, seguro y todo para que no se inhiba esa posibilidad que te permite contratar eficiencias, que te permite tener eficiencias", dijo.

Por otra parte, hay que resaltar que los retrasos que se presentaron en la Comisión de Trabajo y Previsión Social para dictaminar la propuesta, "se debieron a que se revisa la congruencia del texto, para evitar que haya fallas a la hora de su aplicación; hay que dejar en claro la entrada en vigor de la reforma", apuntó la diputada Anita Sánchez.

Los sectores –obrero y patronal– esperan que el primero de mayo se promulguen los cambios a la ley del trabajo en materia de subcontratación; y a partir de esa fecha se tendrán 90 días para que las empresas den cumplimiento a los nuevos cambios, entre ellos, tener a su personal contratado de manera directa.

Operarán con un padrón, pero con servicios acotados

De acuerdo con el dictamen que se discutirá este martes en la Cámara de Diputados, se contempla la creación de un Registro Nacional para las empresas que se dedican a la subcontratación de personal, mismo que será un padrón que les permitirá ofrecer servicios especializados una vez que se apruebe la reforma.

Así, las empresas de Capital Humano podrán continuar, al realizar tres actividades: la capacitación, la selección de personal y la formación; para entregarlo a la empresa que lo haya solicitado, pero ya no podrán ser patrones sustitutos.