Ante la urgencia por resolver el abasto y precio competitivo de los energéticos en el sur- sureste de México, esta semana se reunirán alrededor de 150 especialistas, empresarios, legisladores y autoridades federales y estatales para tratar los temas de gas natural y electricidad.

Mérida, Yucatán será la sede del evento que se realizará el jueves 22 y viernes 23 de agosto, a fin de definir las estrategias que permitan el abasto de los energéticos y contar con un entorno de certidumbre regulatoria, con reglas y criterios consistentes, transparentes y de fácil acceso, tanto en trámites como en financiamiento y apoyo de autoridades de los tres niveles de gobierno.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, destacó que en las mesas de trabajo se dialogará, se presentarán propuestas de estrategias y proyectos para impulsar la infraestructura en el país, disminuir la importación y generar competitividad para la industria, al igual que para los sectores comercio, servicios y turismo.

La semana pasada, el dirigente de la Canacintra, Enoch Castellanos adelantó que el Cenagas informará sobre una nueva estrategia de abasto al sur sureste, mientras se define la situación del ducto de gas natural de Texas a Tuxpan, que se encuentra frenado por cuestiones legales. Sin embargo, se prevé que a finales de este año se dé abasto por el Golfo de México.

 

Este evento es organizado por las Comisiones de Energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y de la Cámara de Diputados, organismos que buscan dialogar, alinear ideas, lograr consensos y diseñar políticas públicas que se conviertan en las acciones que México requiere para alcanzar las metas planteadas por el Gobierno Federal en el Plan Nacional de Desarrollo.

El presidente de la Concanaco mencionó que este año, según la Consultora ICIS, se están importando 6, 300 millones de pies cúbicos diarios de Gas Natural, que es el 80% del que se consume en el país, y del total de este energético el 85% se distribuye en el norte y centro del país, por lo que al sur-sureste solo se destina el 15 por ciento.

La importación de gas natural, así como de hidrocarburos, aseguró, representa un problema de seguridad energética para el país ya que solamente se tiene dos días de reservas.

“Este tema es de gran importancia para la región porque no hay desarrollo sin inversión, ni actividad industrial o comercial sin energía, suficiente y a precios competitivos, por ello apremia establecer prioridades para soluciones de corto y mediano plazo este problema”, acotó José Manuel López.