Para resolver la problemática de un posible desabasto y encarecimiento del gas natural, el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) prepara un plan para surtir el hidrocarburo a la industria del sur-sureste que vendrá del Golfo de México desde Estados Unidos y a precios más competitivos respecto al gas licuado, adelantó Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

El líder de los industriales adelantó que la próxima semana se dará a conocer por las autoridades, ante la urgencia del gas que ha reducido la capacidad de operar del sector fabril en el sureste, principalmente en Tabasco y Veracruz.

En conferencia de prensa. Castellanos refirió que Elvira Daniel Kabbaz Zaga, directora  de Cenagas les informó durante las mesas técnicas de trabajo sobre gas natural y energía eléctrica, a realizarse el 22 y 23 de agosto próximo en Yucatán, se propondrá un plan para importar de Estados Unidos la molécula, que sería inyectada al sistema a través de Dos Bocas.

Los detalles serán reportados por las autoridades, en los días siguientes, dando solución al abasto de gas y electricidad en la región.

Lo que se pretende es que el combustible se compraría a un precio de alrededor de 5 dólares el millón de BTU (British thermal unit, por su sigla en inglés), lo cual es un poco más caro de cómo se recibe desde Texas, EU, pero puede ser más competitivo respecto de cómo se está importando del gas licuado de Manzanillo o Altamira, Tamaulipas, que ronda los 9 dólares de BTU.

El presidente de la Canacintra afirmó que perciben una solución, ante el problema legal en el que se encuentran las empresas del ducto de Texas-Tuxpan, con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Nos dijo que se veía alguna posibilidad de solución en el arbitraje; no sabemos en qué sentido va. Se está hablando de traer gas natural licuado y hacerlo llegar al puerto del Golfo de México para inyectar desde ahí el combustible con un precio de 5 dólares”, expresó Enoch Castellanos.

El sur de México se enfrenta a la escasez del insumo, el cual es básico para generar electricidad, necesaria para desarrollar la industria y que puede detonar inversiones y el desarrollo de estados con altos niveles de pobreza.

Explicó que en el país se producen 4,000 millones de pies cúbicos por día, cuando el consumo es el doble (8,000). De ellos, la industria nacional consume 1,000 millones de pies cúbicos, el resto son para generar electricidad, petroquímicas y otros usos.

“Tenemos todavía la restricción están trabajando a una capacidad menor a la que quisieran en el sur de Veracruz, en el centro del país, en Puebla, en algunos otros lugares del Bajío y Occidente”, dijo.

Al evento asistió el gobernador dé Michoacán, Silviano Aureoles, para informar que la Convención Nacional de Industriales 2019 de Canacintra se llevará a cabo en Morelia.

abr