El fabricante estadounidense de piezas y equipos aeronáuticos Honeywell reconoció este lunes que está siendo investigado por las autoridades norteamericanas por haber fabricado en China un componente utilizado en materiales militares.

El grupo, que confirmaba así informaciones de prensa, agregó que "cooperaba" con la investigación del departamento de Justicia de Estados Unidos.

"Se trata de un captor eléctrico ordinario que se encuentra en una placa electrónica", precisó un portavoz de la empresa, Scott Sayres, en un comunicado.

"Honeywell produjo ese componente en China durante un breve período y decidió de manera preventiva y voluntaria trasladar la producción a una fábrica estadounidense en 2012, tras haber consultado al departamento de Defensa y a nuestros socios", aseguró.

"El departamento de Justicia nos contactó a propósito del captor en marzo de 2013, mucho después de que nosotros tomáramos la decisión y comenzáramos a desplazar la producción a Estados Unidos", agregó el portavoz. "Hemos cooperado plenamente con la investigación y seguiremos haciéndolo".

erp