La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), que requerirá de una inversión de 160,000 millones de pesos, está en la mira de la estadounidense Honeywell.

Su presidente en México, Luis Sánchez, se siente confiado de que participarán en el proyecto que fue presentado en septiembre pasado y que se aseguró contará con servicios tecnológicos de vanguardia.

Entre las credenciales de la firma, asegura el directivo, está la instalación del sistema de iluminación de una pista en un aeropuerto de Dubai, que está ubicado entre los más sofisticados del mundo , además de equipos de seguridad, contra incendios, de control biométrico, sistemas de gestión de cableados en diversas terminales aéreas y de aproximación de aeronaves a las pistas.

Los productos de Honeywell ya están presentes en algunas terminales del país y por cuestiones de confidencialidad, su presidente no ofrece detalles.

Aquí nos conocen por la tecnología que hemos desarrollado, que va desde un termostato hasta turbinas para aviones, muchos fabricados en México. Nuestra gama de productos es amplia y estará a disposición para ser integrada en la nueva terminal , comentó.

¿Qué porcentaje de la inversión total requiere la parte de tecnología?

Es complejo determinar el costo de nuestros servicios porque tienen diversas aristas. Decir ahora un monto no es posible, pero sin tener el detalle de hacia dónde se dirigirán los segmentos de la inversión, estamos en condiciones de participar en buena parte de ellos.

¿Han tenido acercamientos con los interesados?

Queremos adelantarnos un poco para presentar nuestra experiencia en el ramo, de hecho ya lo hicimos ante los sectores público y privado. Mostramos nuestras soluciones que permiten un uso más eficiente de las terminales aéreas en la parte de tierra con el llamado carreteo de aeronaves (las maniobras previas al despegue o las posteriores al aterrizaje), de control aéreo, de seguridad y monitoreo, entre muchas otras.

¿Participarán de manera independiente o en consorcio?

Debemos esperar hasta que se hagan oficiales las licitaciones. Haremos saber a los participantes en las etapas de construcción de nuestra experiencia en soluciones aeroportuarias, incluso para el operador de la terminal tenemos alternativas de gestión.

¿En la parte de los usuarios de un aeropuerto, qué se debe hacer?

Es fundamental que el pasajero tenga una experiencia positiva, que haya procesos seguros y fluidos de acceso, que existan, por ejemplo, buenos sistemas de aire acondicionado, de iluminación y todo eso genere confort.

¿Cómo será la competencia con las empresas que también ofrecen esos servicios?

No nos preocupa, nos interesa la competencia porque nuestra capacidad y nombre nos soporta. Con 70 años en México y 15,000 empleados sabemos que vamos a hacer un buen trabajo.