Tras un exitoso paso de cinco años por la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Mikel Arriola tomará las riendas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), institución toral en el bienestar de la población mexicana, que experimentó una importante recuperación financiera de la mano de José Antonio González Anaya, quien se traslada, a su vez, a la dirección de Petróleos Mexicanos, con el desafío de sacar avante a la estatal, en medio de una de sus mayores crisis de los últimos años ante el desplome de los precios de petróleo.

Mikel Arriola enfrenta el desafío de preservar y ampliar los logros de su predecesor, quien redujo el déficit financiero del IMSS a 11,947 millones de pesos en el 2015, menos de la mitad de los 25,328 millones de pesos del 2012, que obligaban a la institución a echar mano del fondo laboral y de sus reservas institucionales para cubrir sus necesidades financieras.

El IMSS pudo mejorar su situación financiera gracias a acciones como una mejor fiscalización y a la formalización del empleo, lo cual permitió que los ingresos por las cuotas obrero-patronales se incrementaran en 9,000 millones de pesos, en términos reales durante dicho periodo.

Asimismo, la institución logró sumar 10,000 millones de pesos en ahorros, gracias a la estrategia de compras consolidadas de medicamentos junto con otras instituciones del sector salud, así como a las subastas en reversa, que incentivan la competencia entre proveedores para ofrecer precios más bajos.

Dichos avances tendrán que consolidarse con la llegada al IMSS de Mikel Arreola, abogado de profesión, quien a lo largo de sus cinco años en la Cofepris emprendió una política que contribuyó a disminuir, precisamente, el gasto en medicamentos, cuya contribución bajó de 32.2 a 28% del gasto total en salud. Como parte de la política que desarrolló desde la Cofepris se encuentra la liberación de más de 446 medicamentos genéricos lo que se refleja de manera importante en el gasto de medicamentos.

En el paso de Mikel Arriola por la Cofepris también se obtuvo el reconocimiento de la Organización Panamericana de la Salud en el 2012 y del Organización Mundial de la Salud, en el 2014, cuyos registros tienen validez en siete naciones y ello permite buscar otros mercados que equilibren las exportaciones.

Pese a la viabilidad financiera que se logró para este sexenio en el IMSS, aún está el reto de la nueva dirección para mejorar el servicio y atención al derechohabiente, disminuir el tiempo de espera para la realización de operaciones, mejor equipamiento, ampliar la atención en todo el país y lograr el mejor suministro de medicamentos.

A lo anterior se debe sumar que la nómina del Régimen de Jubilaciones y Pensiones continuará siendo el mayor reto que enfrenta el instituto, ya que si bien se han realizado esfuerzos importantes para contener este comportamiento, reportó un crecimiento en el último año de 5.3%, y para el 2015-2020 se estima un incremento anual de 5.7 por ciento.

Méritos de Arriola

  • En el 2012 consiguió la resolución de la OPS para que la Cofepris sea agencia sanitaria en materia de medicamentos y vacunas.
  • Cerró el 2015 con un récord de 446 genéricos aprobados que han roto 36 monopolios durante la administración de Mikel Arriola.
  • Entre el 2012 y el 2015 aumentó 400% el decomiso de alcohol adulterado, cigarros de contrabando, productos milagro y equipo médico irregular.

Compromisos que debe cumplir nueva administración del IMSS

  1. Concluir la construcción de 40 unidades de diversos niveles que se encuentran en proceso
  2. Incrementar a 67.70% los derechohabientes con cobertura de atención integral del PrevenIMSS.
  3. Reducir a 5% la tasa de mortalidad por cáncer cervicouterino
  4. Garantizar el suministro de medicamentos e insumos con oportunidad y eficacia, para lograr 95.44% de surtimiento de recetas de medicamentos a los derechohabientes
  5. Incremento bianual de 13.52% los ingresos obrero-patronales del Seguro Social
  6. Incremento bianual de 7.19% el número de asegurados trabajadores
  7. Incremento bianual de 7.21% el salario base asociado a asegurados trabajadores.

pmartinez@eleconomista.com.mx