Hace un año que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) avaló la compraventa de Nextel por AT&T en 1,875 millones de dólares.

Desde entonces, la compañía estadounidense apuró la reconversión de esta marca y a la de Iusacell en la suya propia y 55 días después de este hecho, anunció una inversión escalonada de 3,000 millones de dólares para apuntalar su red 4G LTE en el país con miras a hacer una realidad su prometida área integrada de Norteamérica que deberá llevar una misma cobertura a 400 millones de personas en el año 2018.

NOTICIA: ¿Está provocando AT&T a Telcel y Movistar en roaming?

En el lapso que va del 30 de abril del 2015 al 30 de abril del 2016, AT&T, gracias la reforma de telecomunicaciones, también contribuyó a presionar a la baja los precios y a mejorar la capacidad de los servicios; propició que Telcel redoblara en julio sus inversiones en 4G, alcanzó en diciembre a Movistar en cobertura LTE e intercambió con ésta sus señales en la banda de PCS y en el primer tramo del 2016 se hizo con 20 Megahertz de más frecuencias en la banda de AWS. De hecho, AT&T es ya el concesionario con mayor capacidad de espectro en el segmento de AWS-1 de las bandas de 1.7 y 2.1 GHz, éstas, entre las más propicias para explotar inmediatamente servicios 4G LTE.

Y más recientemente, AT&T reconfiguró a la telefónica Unefon para convertirla a su marca de prepago y con las enfrentará a Telcel, Movistar y a los operadores móviles virtuales en ese segmento, que ahora supone más de la mitad del mercado móvil y para poco a poco llevar a esos consumidores al lucrativo negocio del pospago con planes más atractivos.

NOTICIA: Iusacell cumple hoy un año con AT&T

La lección que deja el último año en el sector de las telecomunicaciones con la presencia de esta empresa, coincidieron especialistas, pese a las pérdidas operativas que aún enfrenta AT&T en sus resultados financieros en cuanto su aventura de México, refleja que la reforma del 2013 dio un resultado visible al lograr que la primera marca por ingresos del mundo se animara a cruzar la frontera y a establecerse en el país con la compra de tres operadoras y provocar desde ya que otros empresarios se froten las manos por la posibilidad de que AT&T los absorba para robustecerse en la televisión de paga o en el mercado fijo, aunque de hecho, la empresa ya podría, si decidiera hacerlo, ofrecer telefonía fija con las señales de la extinta Iusacell.

AT&T vino con una manera distinta de hacer negocio. Hace menos ruido y actúa más; cabildea menos y actúa de forma más eficiente con sus inversiones. No es una empresa de buscar sólo las soluciones regulatorias favorables, sino de hacer inversiones eficientes para palpar resultados más inmediatos, por eso es la empresa número uno del mundo en ingresos y ahora está buscando la integración de México con el mercado de América del Norte; después ya veremos qué hace en otras regiones del continente , comentó Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy & Law Latinoamérica.

NOTICIA: AT&T ganará con los operadores que más pierden

La presencia de American Telephone & Telegraph ya lo resienten en el mercado móvil mexicano tanto los consumidores como los operadores de servicio, pero México no ha visto todo lo que AT&T prometió hacer cuando compró Iusacell-Unefon, a fines del 2014 por 2,500 millones de dólares, recordó Jesús Romo, director de Telconomia.

El sabor de boca puede que sea bueno. Pero todavía estamos en una etapa donde no se ha visto todo y aún siguen habiendo muchas expectativas. AT&T está en ese proceso de cómo abatir esa herencia de haber comprado dos operadoras con las tasas de salida (de usuarios) más altas y a fines de año vimos una agresiva estrategia para retenerlos. Vimos la renovación de Unefon y esa integración definitiva, al menos en el nombre, de Iusacell con Nextel. Pero creo que no hemos visto todavía todo , expuso Jesús Romo de la Cruz.

NOTICIA: Que AT&T se quede con el espectro de Nextel conviene a Telcel y Movistar

AT&T se embolsó a dos de las operadoras que con más fuga de clientes y eso lo supo la marca desde que adquirió a Iusacell, por lo que apenas se hizo con el control de Nextel fue que lanzó al mercado una serie de planes de servicio para retener a sus usuarios que, en su mayoría, iban a parar a Telcel gracias a la portabilidad de números.

Como ejemplo, la estrategia de retención ayudó a AT&T hacerse con 556,000 nuevos usuarios netos, de ellos 116,000 significaron nuevos clientes de pospago durante el primer trimestre del 2016 y pese a la pérdida operativa de 251 millones de dólares que enfrentó la empresa en el periodo. AT&T cerró marzo con 9.2 millones clientes en México, según último reporte financiero.

A un año de hacerse con el control de Nextel, aún queda en el aire qué decidirá AT&T hacer en el negocio de la televisión de paga en México. Los escenarios al respecto son variados: Comprar la participación de Televisa, a través de su filial DirecTV, en Sky para que ésta se haga con Megacable y crezca en las telecomunicaciones fijas; que venda a Telefónica Movistar DirecTV en el resto de América Latina, pero se quede con la participación de ésta en Sky o que eventualmente compre a la nueva Axtel para llegar de otra manera al mercado del video y se haga además con una red de fibra óptica.

NOTICIA: AT&T también podrá ofrecer telefonía fija con Iusacell

O que valore y si hace sentido a su modelo de negocio, como ya lo hace Televisa, ofrecer algún tipo de servicio por la red de Telmex gracias a la modalidad de la llamada última milla que ampara la reforma del 2013.

Esto es un punto que está en el aire, pero podemos decir que están con tiempo, pues ahora no hay una competencia tan intensa en la TV de paga como para que se sientan presionados a ofrecer ese servicio. Sin duda lo estarán pensando y deberán decidirse antes de que el mercado se vuelva más intenso. Ahora están con las condiciones favorables para lanzar esa red de Norteamérica que algunos ya queremos ver , platicó Jorge Fernando Negrete, de Mediatelecom Latinoamérica.

Seguimos esperando la gran promesa de integración de América del Norte, porque esa aún no es palpable; ahora estamos viendo esa idea de unificar las marcas, pero a nivel operación y de red queremos vero también , añadió Jesús Romo, de Telconomia, falta integrar esa red doméstica: tener un plan AT&T México y un plan AT&T Estados Unidos y funcione igual; para ser usados igual en México y en Estados Unidos. Esa es la gran promesa que le falta hacer .

undefined

abr