En un segundo intento, Televisa podría lograr su objetivo de convertirse en la primera empresa de México en tener una oferta de servicios cuádruple play con cobertura nacional, que incluye telefonía móvil, Internet, telefonía fija y televisión de paga.

Hoy será un día decisivo para la televisora, debido a que la Comisión Federal de Competencia (CFC) discutirá en sesión de pleno la solicitud de compra de 50% de acciones de Iusacell por parte de Televisa.

Actualmente, Televisa es dueña de Cablemás, Televisión Internacional, Cablevisión y Sky; de aprobarse su concentración con Iusacell, adquiriría una base de clientes de alrededor de 4 millones en telefonía móvil.

Nextel, primer intento

En el 2010, Televisa hizo su primer intento por consolidarse como operador cuádruple play cuando anunció su alianza con Nextel-México para participar en sociedad en la licitación de frecuencias en la banda de 1.7 Gigahertz, para servicios de Internet.

Como parte de la alianza, Televisa adquiriría 30% de Nextel México con una inversión de 1,440 millones de dólares, además, de una opción de compra para adquirir 7.5% adicional de Nextel México.

Sin embargo, a pesar de haber recibido el aval del órgano antimonopolios, ambas empresas dieron por terminado el acuerdo.

José Otero, presidente de Signals Telecom, comentó que el problema principal de aprobar la entrada de Televisa como accionista de Iusacell es poder establecer las condiciones que tendrían que ser cumplidas por parte de las dos televisoras del país en sus otras unidades de negocio.

Estas condiciones serían impuestas, dijo, con el objetivo de evitar la colusión u otro comportamiento anticompetitivo que busque como objetivo final beneficiar a Iusacell.

Aún con la imposición de numerosas obligaciones, la debilidad de los entes reguladores del país hace poco probable que cualquier violación a los términos de la CFC se pueda traducir en multas o reprimendas a corto plazo .

La semana pasada, Ernesto Vargas, director general de Dish México, dijo que la aprobación para Televisa debe ir acompañada de regulación en contenidos para evitar prácticas anticompetitivas.

Sin embargo, en caso de que la resolución de la CFC sea negativa, Televisa tiene la posibilidad de incursionar en el mercado móvil por medio de un operador móvil virtual hospedado en la red de Iusacell. El lanzamiento de un operador virtual sería el único camino viable luego de que Televisa abandonara su alianza con Nextel .

cjescalona@eleconomista.com.mx