El conglomerado Grupo Hermes, que dirige Carlos Hank González, envió a Arabia Saudita dos de los seis generadores de vapor que forman parte de un contrato de 148 millones de dólares que la firma mexicana ganó para proveer energía al complejo petroquímico Sandara Chemical Company, que tendrá 26 plantas y una inversión final de 20,000 millones de dólares.

Grupo Hermes informó ayer que ya embarcó, desde el puerto de Altamira, Tamaulipas, los primeros dos generadores de vapor tipo VU-60 de 600 toneladas de peso cada uno, con capacidad de generación eléctrica de 380 toneladas de vapor por hora cada uno.

Los generadores, construidos en sociedad con Alstom Power, alcanzan 25 metros de alto, ocho metros de ancho y 14 metros de profundidad y serán instalados por ingenieros mexicanos. En conjunto, los seis generadores tendrán una capacidad instalada de 500 mega watts (MW), el equivalente al consumo anual de electricidad de un estado como Nayarit, informó Hermes.

El embarque que se realizó demuestra que las empresas mexicanas estamos a la altura de las mejores del mundo, y fortalece nuestro posicionamiento en Arabia Saudita, donde hemos participado en más de diez proyectos, un logro que pocas empresas en el mundo pueden señalar y que nos coloca como líderes en América Latina , dijo Carlos Hank González, director general de Grupo Hermes, de acuerdo con el comunicado.

El proyecto implica el diseño, construcción, traslado e instalación en Arabia Saudita. Los principales componentes de los generadores fueron fabricados en la planta principal de Hermes Energía, localizada en Monterrey, Nuevo León, y fueron ensamblados en el puerto de Altamira, Tamaulipas.

La derrama económica en la región se estima en 500 millones de pesos exclusivamente de insumos nacionales.

[email protected]