Napoleón Gómez Urrutia, dirigente del Sindicato Minero Metalúrgico de la República Mexicana (SMMRM) calificó como ilegal el fallo emitido por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que lo obliga a devolver a los trabajadores 55 millones de dólares.

En un comunicado de prensa, Gómez Urrutia enfatizó que el “sindicato es dueño de los recursos y aun así se hicieron los pagos antes referidos. Se acredita que no habrá de pagarse jamás la suma de 55 millones de dólares.” 

En ese sentido dijo que acudirá en juicio de amparo a fin de que se determine la inconstitucionalidad del laudo que se dictó separando indebidamente juicios acumulados en los que se probó el destino de los recursos. 

“¿No parece que eso es raro? Qué curioso que separan los juicios donde se probó el destino de los recursos y se resuelve sobre todos los demás. Es evidente la falsedad de información difundida. Es un tema político en donde la Junta laboral actuó como un instrumento ilegal, una vez más”, indicó.