Del presupuesto de 2010 destinado a obra pública en la ciudad de México, de más de 45,000 millones de pesos, el gobierno capitalino destinará 70% a la Línea 12 del Metro, el segundo piso y la llamada autopista urbana .

Se trata de un presupuesto histórico para grandes obras de infraestructura y transportes. Tan sólo la nueva línea del metro, que correrá de Tláhuac a Mixcoac, tendrá un costo de 19,700 millones de pesos, según datos de la Secretaría de Obras.

La línea tendrá una longitud de 25.1 kilómetros, los cuales estarán integrados por 1.7 kilómetros en superficie, 12.0 kilómetros elevados, 2.4 kilómetros de cajón subterráneo y nueve kilómetros en túnel profundo.

Las obras permitirán movilizar de manera más ágil a las personas, reducirá el tráfico y ayudará a emitir una menor cantidad de contaminantes.

La autopista urbana consta de tres obras: la Supervía Poniente, con una longitud de 5.56 kilómetros, adjudicada al consorcio formado por OHL-Copri y requiere la expropiación de 126 predios, los que están en proceso; el tramo norte del segundo piso Cuatro Caminos-San Antonio con nueve kilómetros, que no dañará la zona de Paseo de la Reforma, porque pasará por debajo esta vialidad, y el tramo sur de San Jerónimo-Muyuguarda-Viaducto Tlalpan, con 15 kilómetros de longitud.

La autopista urbana requerirá una inversión de 22,500 millones de pesos, de los cuales 16,500 millones corresponden a los dos tramos del segundo piso del periférico y el resto a la Supervía Poniente.

También se empezó con la construcción de la Línea 3 del Metrobús, que irá de Tenayuca a Buenavista, y se prevé que concluya en enero de 2011; la ruta cruzará las avenidas Vallejo y Guerrero y recorrerá unos 13 kilómetros.

Esta obra tendrá un costo de casi 1,500 millones de pesos.

Además, se destinarán 2,000 millones de pesos a la construcción de la línea 4 del Metrobús Eje 3 Oriente, que irá de Río de los Remedios a la Glorieta de Vaqueritos y otros 150 millones en los que se construirán 75 kilómetros de ciclovías.