El costo de generación eléctrica con energía eólica terrestre ha disminuido alrededor de 25% desde el 2010, mientras que la reducción del costo de generación a partir de solar fotovoltaica ha caído en 73% desde entonces, según un nuevo análisis de costos de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena, por su sigla en inglés). El informe también destaca que los costos de la energía solar fotovoltaica se reducirán a la mitad en el 2020, en contraste con el costo actual, en el promedio global.

Dentro de los próximos dos años, los mejores proyectos de energía eólica terrestre y de solar fotovoltaica podrían producir electricidad a 3 centavos de dólar por kilowatt hora (KWh). Los costos globales ponderados de generación con energía eólica terrestre y solar fotovoltaica en el 2017 se estimaron en 6 centavos y 10 centavos por KWh respectivamente, y los recientes resultados de subastas, como las realizadas en Abu Dabi, Chile, Dubai, México, Perú y Arabia Saudita, sugieren que los proyectos futuros reducirán significativamente estos promedios.

El informe destaca que el rango de costos actual para la generación de energía con combustibles fósiles oscila entre 5 y 17 centavos por KWh, lo que en el corto plazo vuelve más rentable generar con renovables sobre todo en proyectos de gran escala.

“Esta nueva dinámica señala un cambio significativo en el paradigma energético”, dijo Adnan Z. Amin, director general de Irena, “estas reducciones de costos en todas las tecnologías no tienen precedentes y son representativas del grado en que la energía renovable está revolucionando el sistema energético mundial”.

Lanzado en la Octava Asamblea de Irena en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos, el informe “Costos de generación eléctrica renovable en el 2017” destaca que otras formas de generación de energía renovable, como la bioenergía, la geotérmica e hidroeléctrica han competido en los últimos 12 meses en costos con la generación a partir de combustibles fósiles.

El informe también destaca que los resultados de las subastas han arrojado que los proyectos de energía eólica marina y de energía termosolar de concentración en el periodo entre el 2020 y el 2022 tendrán un costo en el rango de 6 y 10 centavos por KWh, lo que respalda la implementación acelerada a nivel mundial. Irena estima que en el 2020 todas las tecnologías de energía renovable competirán con los precios de la generación a partir de combustibles fósiles.

FACTORES DE LA REDUCCIÓN DE COSTOS

Además de los continuos avances tecnológicos, los procesos de adquisición competitivos, así como la aparición de una gran base de experimentados desarrolladores de proyectos medianos y grandes que compiten por oportunidades en el mercado global, son algunos de los nuevos factores detrás de las recientes reducciones de costos.

“La adopción de energías renovables para la nueva generación de energía no es simplemente una decisión más consciente hacia el medio ambiente, sino es ahora, abrumadoramente, una decisión económica inteligente”, aseguró el director general de Irena.

kgarcia@eleconomista.com.mx