La caída en los precios internacionales del crudo y los combustibles ha provocado un ajuste en las dinámicas entre los distribuidores mexicanos, resultando en precios finales y márgenes cada vez más similares entre todos, además de que las marcas que vendían más caro, como Exxon Mobil, se han convertido en las más baratas. En tanto, se observan establecimientos que venden hasta en 11.96 pesos por litro de gasolina regular en Veracruz, explicó el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield.

En su reporte de este lunes en la conferencia presidencial, detalló que el precio promedio nacional de la gasolina regular en las últimas horas ha sido de 15.44 pesos por litro, con lo que ha bajado 22% o 4.42 pesos por litro en un mes.

Quien venda más caro, está sin duda pasándose”, aseguró el procurador, “no podemos hacer cierres o verificaciones masivas en estos momentos, pero sí podemos informarles y serán los consumidores quienes sancionen a los que abusen”.

En el caso de la gasolina Premium, el precio promedio nacional es de 16.82 pesos por litro, con una caída de 19.8%, que son 4.16 pesos por litro en un mes. El precio promedio nacional para el consumidor de diésel es de 19.29 pesos por litro, con una reducción mensual de 9.6% que son 2 pesos por litro.

Luego de que los primeros días de abril se alcanzaron mínimos históricos en los precios de todos los combustibles en mercados internacionales, que en algunos casos llegaron a caídas de hasta 75% en un mes por la sobre oferta de crudo tanto de Arabia Saudita como de Rusia que no lograron acuerdos para bajar producciones, las disposiciones al diálogo, así como expectativas de que Estados Unidos intervenga, han logrado que los precios prácticamente se dupliquen en seis días, pero al venir de niveles tan bajos que incluso se equiparan con los de finales de la década de los 90, siguen en los niveles más bajos de los últimos 15 años.

Con ello, gracias a que México importa más de 60% de los combustibles automotrices y por tanto toma como referencia los precios spot de la Costa del Golfo estadounidense, los precios al consumidor han logrado llegar incluso hasta niveles del 2013, previo a la reforma energética. Por ejemplo, detalló Sheffield, en la gasolinería Jorge Eugenio Soto Yarto, de Veracruz, se encontró gasolina regular en 11.96 pesos por litro, con un margen de 35 centavos por litro para el distribuidor. Sin embargo, también se encontró el litro de gasolina regular en 20.34 pesos por litro con un margen de 6.69 pesos por litro en Los Cabos.

En lo que respecta a la gasolina Premium, se comercializa hasta en 12.6 pesos por litro con un margen de 6 centavos por litro también en Veracruz, mientras que el precio más alto encontrado fue de fue de 21.99 pesos por litro, con margen de 6.39 en Guasave. En el caso del diésel, se vendió hasta en 1659 pesos por litro con un margen de 26 centavos en Veracruz, pero en Hermosillo se mantuvo en 21.46 pesos por litro, con un margen de 4.15 pesos por litro.

Marcas a la baja

A diferencia de inicios de marzo, en que se observaban diferencias promedio de los márgenes para la gasolina regular de las distintas marcas de hasta cuatro pesos por litro, los márgenes oscilaron entre 3.58 y 4.58 pesos por litro entre el menor, que en los últimos días ha sido sorpresivamente Exxon Mobil, que importa sus gasolinas vía férrea con infraestructura arrendada desde sus refinerías en Texas hasta San Luis Potosí, y el más caro, que sigue siendo Chevron, aunque con una diferencia de sólo un peso en el margen que reciben los gasolineros.

“Vemos un reacomodo que beneficia a los consumidores. El que se aplane la curva significa que todos han ido a la baja y vemos a marcas como Orsan, que era de las más baratas con menores márgenes, entre las más caras, pero no porque haya aumentado, sino porque las demás bajaron considerablemente sus precios”, explicó este lunes Ricardo Sheffield.

[email protected]