Ganaderos mexicanos de nueve establos ubicados en Hidalgo, Jalisco y Guanajuato, aportan 80% del insumo requerido para fabricar el queso crema Philadelphia (más de 150,000 litros diarios de leche), a través del programa Mondelez Farmers.

Martín Tapia Campos, dueño de uno de los tres establos ubicados en Tizayuca, resaltó que este programa lo impulsó a diseñar y mantener un plan de desarrollo sostenido en los últimos cinco años.

Durante un recorrido por el establo 197 de la Cuenca Lechera Tizayuca, en Hidalgo, el ganadero relató que el lugar existe desde hace 40 años y actualmente cuenta con 280 vacas.

“Este trabajo implica mucha vocación, dedicación y compromiso familiar, pues para ver el resultado del trabajo se lleva años, este proyecto me lo traspasó mi padre, me formé entre vacas, pero me satisface ver los resultados”, afirmó.

La producción diaria de leche en este establo es de 5,600 litros, que cumplen con los más altos estándares de calidad y está completamente destinada para la preparación del queso crema.

Tapia Campos detalló que el cuidado que da a sus vacas es bajo un método meramente tradicional, con comida fresca, revisiones médicas frecuentes, limpieza diaria, entre otras medidas.

“La producción ha tenido un crecimiento acelerado gracias a los cuidados de calidad y también a la mejora genética del ganado, al ser inseminadas las vacas con semen exportado de Canadá, Estados Unidos y Holanda”, apuntó.

Señaló que a través del programa no solo han incrementado su producción en 30%, sino que ha permitido mantener seguro el trabajo de quienes están en el establo.

“En este lugar laboran nueve personas, pero también se generan alrededor de 500 trabajos indirectos”, resaltó.

El programa comenzó en el 2013, a fin de asegurar el suministro y calidad de la leche utilizada para producir su producto de queso crema, bajo una garantía de calidad, trazabilidad y eficiencia en la producción de ingredientes.

Santiago Aguilera, director de Comunicación y Asuntos de Gobierno de Mondelez, comentó que la estrategia de impacto tiene el propósito de impulsar acciones que tengan una huella positiva en todos los aspectos, por ello, procuran que el crecimiento de su negocio se acompañe del desarrollo de estas acciones.

Los beneficios de este programa son estabilidad en el ingreso de los ganaderos con la recolección de 100% de su producción diariamente, los 365 días del año.

También la adopción de un modelo de calidad de clase mundial al facilitar la asesoría tecnológica y de proceso; acompañamiento en temas de calidad, microbiología, nutrición del ganado y temas médicos veterinarios.

Se trata de un modelo ganar-ganar, al beneficiar a ganaderos mexicanos y elaborar productos con materia prima nacional, expresó.