Las medidas precautorias en el interdicto para la retención de espacios a favor de Inmobiliaria Fumisa quedaron sin efecto desde el pasado 1 de enero, según confirmó el Juzgado 29 de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal al director de esa empresa Ruffo Pérez.

Lo anterior, sin que ello implique una afectación al juicio principal que deberá seguir las secuelas procesales correspondientes hasta su conclusión.

Ello significa que el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Civil Federal será quien lleve el caso y emita fallo sobre la diferencia entre la empresa y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

En este sentido, el director General de Fumisa, Ruffo Pérez, dijo que a pesar de que es una resolución provisional, la empresa realizará diversas acciones ya que la considera como ilegal.

"Un juez federal había pedido que se suspendiera el procedimiento, por lo que la compañía considera que el juez 29 se excedió en sus atribuciones al emitir dicho auto, además de que está en contra de sus propias determinaciones, esto es algo irregular ya que no fue una instancia superior quien revocó dichas medidas precautorias", afirmó.

De acuerdo con la empresa, la sentencia interlocutoria revierte la posesión de las áreas arrendadas a Fumisa en el AICM, protegidas por el contrato de arrendamiento, ni tampoco autoriza a esta última a ejercer actos de autoridad en contra de la firma o sus subarrendatarios.

Además de que los contratos celebrados con la terminal capitalina continúan en vigor y estará pendiente a lo que resuelvan los tribunales federales competentes en definitiva, en particular sobre el derecho que se reclama para ser resarcido.

En entrevista por teléfono acusó que existe una doble contratación en el AICM, ya que ellos, aseguró, han firmado con 85% de sus locatarios, mientras que el director de dicha terminal, Alfonso Sarabia, menciona que han suscrito un porcentaje igual.

"El mismo locatario ha firmado dos contratos de arrendamiento y sabíamos que muchos de ellos han firmado cartas de intención, donde piden al aeropuerto que en caso de que se obtuvieran los derechos de arrendamiento de los bienes, entonces implicaría que existen dos contratos".

Aunque dijo que desconoce cuáles son las obligaciones que hayan asumido, y señaló que las autoridades han intimidado en los últimos días a diversos locatarios para que firmen los contratos..

apr