La empresa Fritos Totis de La Costeña informó la compañía no está en quiebra, como se difundió en distintos medios de comunicación en días recientes. La compañía aclaró que el cierre de su planta de Chiapas corresponde a un plan que consiste en ampliar su capacidad en su primera planta, instalada en Tizayuca, Hidalgo.

“En relación con la información difundida en distintos medios de comunicación, Fritos Totis aclara que el cierre de operaciones de la empresa es falso”, dijo la empresa en un comunicado. Fritos Totis, fundada en 1987 y propiedad de Conservas La Costeña, produce una popular marca de botanas en México llamada Totis, además de los cacahuates japoneses Nipon.

Desde 2012, Fritos Totis ha implementado una reestructura como parte de su estrategia de negocios para modernizar y optimizar sus procesos productivos, con el fin de incrementar su presencia en el mercado y ofrecer a sus clientes productos de la más alta calidad, informó la compañía. 

“Con el objetivo de distribuir sus productos por todo el país y satisfacer eficientemente al mercado de exportación, la empresa decidió terminar sus operaciones en el estado de Chiapas y ampliar su planta en Tizayuca, Hidalgo”, se lee en el documento. 

En el marco del Día del Niño, la empresa respondió en las redes sociales de su marca Totis que no se iba.

Fritos Totis es una empresa mexicana con 750 empleados. Su inversión en México busca satisfacer a un mayor número de consumidores y generar crecimiento para el país y sus familias. Fue adquirida por La Costeña en 2012.