El segundo constructor estadounidense, Ford, anunció que retirará alrededor de 1.38 millones de vehículos en América del Norte por el riesgo de que se suelten sus volantes, lo que ya causó dos accidentes.

Los vehículos afectados son modelos Ford Fusion ensamblados en las instalaciones de Flat Rock, Michigan (norte de Estados Unidos) entre agosto de 2013 y febrero de 2016 y en la planta de Hermosillo (México) entre julio de 2013 y el 5 de marzo de 2018.

Los modelos Lincoln MKZ ensamblados entre el 25 de julio de 2013 y el 5 de marzo de 2018 en Hermosillo también están implicados.

"En los vehículos afectados, es posible que el perno del volante no logre mantenerse y se afloje con el tiempo. Si no se aprieta, el volante se puede soltar, provocando una pérdida de control del auto y aumentando el riesgo de accidentes", explicó la firma en un comunicado.

Alrededor de 1.38 millones de vehículos están involucrados, incluyendo 1.3 millones en Estados Unidos, 62,479 en Canadá y 14,172 en México.

Los concesionarios de Ford cambiarán el perno de forma gratuita, informó el grupo automotor, que también retira de América del Norte 6,000 modelos Ford Focus de 2013-2016 y Ford Fusion de 2013-2015 por riesgos de incendio.

erp