Ford anunció que fabricará la próxima generación de Transit Connect en Hermosillo, México, a partir de 2021, por lo que la compañía dejará de exportar este modelo al mercado norteamericano desde su planta de Almussafes, en Valencia, España.

La planta valenciana perdería de este modo esos miles de unidades a partir de 2021. La empresa estadounidense ha decidido, en el marco de una estrategia de inversiones en Norteamérica fabricar la Transit Connect para los tres mercados del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en México (T-MEC).

Fuentes de la compañía explicaron a Europa Press que el volumen de exportación de este modelo a dicho mercado oscila entre 35,000 y 40,000 unidades anuales y destacaron que la fábrica valenciana continuará ensamblando este modelo, para su comercialización en el mercado europeo.

A pesar de que se llamará igual, la Transit Connect hecha en el país azteca será un vehículo completamente diferente al que se hace actualmente en Valencia. Esto no quiere decir que la firma del óvalo vaya a dejar de hacer la Transit Connect para Europa en Valencia. Tras el modelo Kuga, es el producto con más recorrido de la planta de Almussafes.

La compañía automotriz explicó que la fabricación de este vehículo comercial en México supone aumentar el contenido canadiense y estadounidense del modelo, impulsando los puestos de empleos en Estados Unidos y el suministro de componentes por parte de proveedores norteamericanos, acorde a lo negociado en el T-MEC.

"También ayuda a mejorar la rentabilidad de la gama norteamericana del Transit Connect, que es parte de la oferta de Ford líder en el sector en lo referente a vehículos comerciales y furgonetas", aseguró la empresa.

La corporación estadounidense apuntó que esta decisión está en línea con su compromiso de seguir encontrando formas para mejorar su competitividad global y está en línea con los anuncios recientes en relación con la finalización del negocio de camiones pesados en Brasil y de reestructuración de sus operaciones en Europa.

"Continuamos trabajando para encontrar y mejorar las formas para impulsar nuestro estado de forma como empresa y como uno de los fabricantes líderes", aseguró el responsable de Operaciones Globales de la corporación, Joe Hinrichs.

Lo cierto es que si se desarrolla un nuevo producto para el mercado americano y no para el europeo se alimentan las dudas sobre la continuidad del modelo en el mercado Europeo. Sin embargo, "la planta de Valencia se caracteriza por su fliexibilidad", lo que puede resultar beneficioso para continuar fabricando la siguiente generación de la Transit Connect y de su variante de pasajeros, la Tourneo Connect.

Y por qué no podría optar la fábrica valenciana a un modelo de vehículo comercial desarrollado de forma conjunta con el grupo Volkswagen gracias al acuerdo formalizado a comienzos de este año. El consorcio alemán y el fabricante americano colaborarán en vehículos comerciales (Ford lidera este mercado en Europa), y en modelos eléctricos (Volkswagen aportaría la plataforma modular a Ford).

La flexibilidad de la planta valencia radica en que produce modelos tan diferentes como el todocamino Kuga, la berlina Mondeo (que tiene una variante híbrida), además de las furgonetas mencionadas, además de los monovolúmenes S-Max y Galaxy. De estos dos últimos, Ford no ha asegurado que se produzca una nueva generación.

Ford en Europa

Ford ha ratificado la inversión de 700 millones de euros de inversión que recibirá Almussafes para ensamblar la segunda generación del Kuga, que llegará en 2020.

Ford acaba de anunciar un recorte de 5,000 empleos de sus plantas de Alemania y Reino Unido, dentro de su estrategia de reestructuración del negocio europeo en aras de devolverlo a la rentabilidad. 

De momento, la planta de Valencia no se ve afectada por los recortes producidos en Alemania y Reino Unido, salvo el Expediente de Regulación de Empleo Temporal aplicado a los 6,000 trabajadores de la planta de ensamblaje de vehículos y a la de Motores. Será de seis días, uno ya se ha realizado que fue el pasado 15 de marzo. El resto serán los días 29 y 30 de abril y el 2, 3 y 31 de mayo.

Ford Almussafes cerró el año pasado con 380,400 vehículos fabricados, un 8% menos que en 2017.

Producción de modelos eléctricos

Por otro lado, la compañía ha anunciado la adjudicación a una segunda planta en Norteamérica de la producción de un nuevo modelo eléctrico, después de la de Cuautitlan, en México, donde se montará desde 2020 un nuevo todocamino eléctrico.

Así, Ford invertirá 850 millones de dólares (más de 750 millones de euros) en la factoría de Flat Rock, en el Estado de Michigan (Estados Unidos) hasta 2023, un monto que servirá para su adaptación a la fabricación del nuevo Mustang y también de vehículos eléctricos.

"La planta se convertirá en la sede de producción de modelos de la nueva generación de vehículos eléctricos de batería de Ford con arquitectura flexible", explicó la empresa, que invertirá 11.100 millones de dólares (9.823 millones de euros) en vehículos eléctricos.

La firma indicó que los 750 millones para Flat Rock hasta 2023, con los que se pondrá en marcha un segundo turno de trabajo, forman parte de una inyección económica total de 900 millones de dólares (casi 800 millones de euros) en la región sudeste de Michigan, logrando la creación de 900 puestos de trabajo.

Por otro lado, Ford también ha anunciado que en 2021 empezará a fabricar su primer vehículo autónomo en un nuevo centro específico para estos modelos en Michigan. "A medida que avanzamos en la producción de vehículos autónomos, este plan nos permite ajustar nuestra inversión para adaptarse al ritmo de crecimiento de esta nueva y emocionante tecnología", afirmó Hinrichs.

Con información de Europa Press.