Aún sin reformas estructurales, el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN) invertirá una suma de dinero histórica que se ubicará entre los 40,000 y 45,000 millones de dólares para este 2013, con el fin de aprovechar al máximo el potencial de crecimiento de la economía mexicana, adelantó su presidente, Claudio X. González Laporte.

El líder empresarial consideró que este año es crucial para avalar las reformas estructurales, sobre todo la energética y hacendaria, con el fin de inyectar mayores recursos, pero aun así, la coyuntura de la fortaleza macroeconómica de México obliga a invertir más para anticiparse a ese crecimiento.

Obvio que esperamos las reformas de energía muy importantes… Pero para nada (se condicionan), ya estamos invirtiendo fuerte, porque las oportunidades ahí están, el país está creciendo, no podemos dejar de crecer con él , afirmó el también Presidente del Consejo de Kimberly-Clark México.

La inversión de empresarios nacionales se podría fijar entre 25,000 y 30,000 millones de dólares, que sumados a los 10,000 y 15,000 millones de dólares de capitales dirigidos al exterior, que tienen efecto multiplicador en el mercado interno, es una cifra que se puede dar y con el tiempo se podría quedar corta, al atacar todo el potencial que tiene el país para generar empleos (que incluye las reformas estructurales) , refirió el empresario en entrevista posterior a la toma de Compromiso de la Coparmex.

Durante el 2011, los 37 grupos que aglutinan el CMHN anunciaron la inversión histórica por 34,000 millones de dólares, de los cuales 20,500 millones serían para proyectos nacionales y el resto, para el comercio internacional con beneficio a la economía mexicana.

Para el 2008, el CMHN invirtió 23,663 millones de dólares, previo a la crisis económica que enfrentara el entonces Presidente Felipe Calderón.

El año pasado, aunque no fue anunciada ante las autoridades, la inversión fue similar a la del año previo, pues se presentó la efervescencia electoral y las crisis financieras en el resto del mundo.

Sin embargo, el panorama para este año es distinto, porque México es reconocido a nivel mundial por las perspectivas de crecimiento, lo que, aunado a la ligera mejora económica de Estados Unidos, augura un clima atractivo para las inversiones.

Es importante que tengamos reformas que impulsen la competitividad y productividad, la inversión y crecimiento del país. Tenemos que movernos mucho este año para poder instrumentarlos los próximos cinco años , comentó González Laporte.

Uno los aspectos que incitan a crecer las inversiones es la operación de la Ley de Asociaciones Público-Privadas, que en años anteriores no operaba.

lgonzalez@eleconomista.com.mx