Carlos Morales Gil, director de Pemex Exploración y Producción (PEP) aseguró a El Economista que urge desarrollar una reforma energética que incluya flexibilidad en los impuestos para el gas, para que cuando el precio internacional baje se realicen ajustes tributarios y no se efectúen proyectos con pérdidas.

Se requiere un régimen flexible en términos de los precios. Si el precio internacional es bajo, el régimen fiscal tiene que considerarlo, porque si no, resulta que los proyectos gaseros pueden perder y así se extravía la inversión , aseveró.

Dado que el presidente de la República, Felipe Calderón, anunció la posibilidad de un nuevo paquete de reformas al sector energético, el titular de PEP pidió que se recuerde que los gastos de extracción y distribución de gas son similares a los del crudo, con la diferencia de que el petróleo se vende internacionalmente en más de 100 dólares y el gas apenas alcanza los 20 dólares.

Además, aseguró que hacen falta rubros específicos que hablen de los cambios del sector, como el tratamiento del gas shale -de lutita-, que sólo es rentable en grandes cantidades y para el cual Pemex ya explora tres pozos en Coahuila.

CRUDO A LA VISTA

Baxale-1, ubicado en aguas veracruzanas, es el yacimiento en aguas profundas donde ya se ha localizado crudo y no sólo gas no asociado, aclaró Morales Gil; sin embargo, posee crudo pesado. Nuestra expectativa es que este año tengamos nuestro primer descubrimiento de crudo ligero , expuso el Director de PEP. Agregó: El pesado tiene muchas dificultades de transportación y refinación y problemática diferente para hacerlo fluir, lo que uno espera siempre es crudo que fluya .

Aún así, Baxale-1 tiene una reserva nada despreciable de 200 millones de barriles que no vuelve rentable su desarrollo aunque, según Morales Gil, eventualmente podría tener una producción del orden de 40,000 barriles por día, lo que está dando hoy Chicontepec.

[email protected]