La falta de inventario en las agencias tiró 13.5% interanual a 82,829 unidades la comercialización de vehículos ligeros en noviembre pasado, con números que colocaron a la industria automotriz en niveles no vistos desde hace 11 años.

El volumen de comercialización registrado es el peor para un mes de noviembre desde el 2010, cuando se facturaron 75,582 vehículos.

Guillermo Rosales, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) explicó que, con dichas cifras, el mercado de vehículos ligeros en noviembre se ubicó ligeramente por debajo de la expectativa ajustada de los concesionarios, la que se situó en 83,556 unidades. “Con 82,829 unidades vendidas se observó una diferencia porcentual de menos 0.87% con respecto al dato estimado”.

La principal productora de autos en México, General Motors dejó de comercializar 46% respecto de lo reportado el año pasado, al pasar de una venta de 14,115 vehículos a 7,651 unidades, derivado de la falta de chips para fabricar en la región de Norteamérica; incluso es la empresa que mayores afectaciones ha tenido en lo que va del año.

“El resultado del mes de noviembre aún refleja el deterioro del mercado, marcando la quinta tasa negativa en lo que va de 2021 y la tercera disminución consecutiva luego de los seis meses previos de avance continuo”, comentó el presidente de AMDA.

De acuerdo con la (AMDA), el desempeño de noviembre contra el mes inmediato anterior destaca un incremento en las unidades nuevas vendidas, de 6,189 unidades, es decir, un avance de 8.1% con respecto al dato de octubre 2021, resultado que se vio influido por el Buen Fin 2021, pese al menor nivel de promociones que lanzó la industria.

Aún con el avance mensual registrado en noviembre, el retroceso anual ha generado la contracción en el avance en cifras acumuladas y el mercado continúa por debajo de los niveles de venta de 2019 un 22.8% en comparativa anual, enfrentando aún una importante brecha para su recuperación.

El principal factor limitativo en el mes continuó siendo la falta de inventario; también se observa un nivel elevado en los índices de precios, tanto el general (en 7.05%) como de vehículos (en 8.64%) en comparativa anual a la primera quincena de noviembre.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx