Falabella busca irse de Argentina y pone en venta todas sus operaciones. Así lo dieron a conocer los medios argentinos, los cuales afirmaron que los motivos de la retirada son la situación económica del país, la baja de consumo y “el mal clima de negocios”.

Desde la compañía señalaron que busca socio en Argentina “para hacer sustentable” su negocio en ese país. “Se encuentra evaluando opciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en Argentina, las que podrían incluir el ingreso de un socio estratégico para las mismas”.

“La pandemia aceleró el proceso de digitalización del retail y afectó sus resultados en dicho país. Para adaptarse a esta nueva tendencia y hacer sustentable la operación en Argentina en el tiempo, la empresa determino cerrar cuatro de sus tiendas en Buenos Aires en los próximos meses: dos tiendas de mejoramiento del hogar Sodimac y dos de Falabella Retail”, agregó e informó que impulsó un plan de retiro voluntario para trabajadores. “Este plan, también, incluye a trabajadores de las oficinas centrales. Aquellos colaboradores de las tiendas que serán cerradas tendrán la alternativa de ser reubicados en otra tienda sucursal”.

Antes de este comunicado, fuentes consultadas afirmaban que hace meses la empresa chilena analiza alternativas para que alguien se haga cargo de su operación en Argentina. No es fácil –dicen- porque tiene un alto costo de contingencias relacionadas con el personal. Falabella detalló que su división en Argentina mostró una caída de 58.9% en ingresos durante el segundo trimestre, comparado con el mismo periodo del año anterior. Esto, en parte explicado por un escenario de consumo débil y la imposibilidad de operar normalmente las tiendas producto de la pandemia.

Explicó que el formato tienda por departamento sufrió cierre total durante marzo, abril y primera mitad de mayo, operando de manera parcial durante el resto del trimestre. Por su parte, mejoramiento del hogar no tuvo operaciones durante el mes de marzo e inicios de abril, alcanzando casi la apertura total de sus tiendas para el resto del trimestre.

Según publicó un medio trasandino, tras la decisión de Falabella está la crisis desatada por la pandemia, y también los problemas habituales de la economía argentina, entre ellas, las restricciones cada vez más marcada para importar y el impacto de la brecha cambiaria. El medio destacó que la compañía chilena había empezado a achicarse en el país el año pasado, cuando bajó la persiana de uno de sus locales más grandes. La salida del vecino país no es fácil. Otras multinacionales que también intentan dejar ese mercado, como Walmart, aún no encuentran una oferta conveniente.