Los precios agrícolas disminuirán en términos reales en la próxima década, lo que implica que se deben redoblar los esfuerzos para mejorar la inversión, productividad y eficiencia, como fuentes más sostenibles de prosperidad en el campo, advirtió el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

De acuerdo con el estudio Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2014 , los precios de los productos básicos agrícolas, al igual que los tropicales, se proyectan a la baja, con excepción de los de la carne de bovino, porcino y de pescado.

El IICA indica que los sistemas agrícolas a nivel global y por tanto los precios de los productos agrícolas se vuelven cada vez más inestables, lo que representa un escenario muy difícil para la inversión y la toma de decisiones: el componente de inestabilidad de los precios son sus ciclos o picos, provocados por cambios en la producción mundial que, aun cuando sean pequeños, generan saltos dramáticos en los precios cuando las existencias mundiales son bajas, como lo han sido en los últimos cinco años .

Por otra parte, se informa que a partir del 2014, la recuperación de la demanda mundial impulsada por el crecimiento del mundo en desarrollo y la expansión de su clase media impulsarán la producción y las exportaciones agrícolas de América Latina y el Caribe. La sequía grave que afectó a Estados Unidos en el 2012 repercutió en una reducción de sus exportaciones de maíz (cayeron 38%), oportunidad que fue aprovechada por Brasil, que superó por primera vez las exportaciones de Argentina.

Para el caso de México, el documento destaca que después de caer la producción en el 2011 y mostrar una fuerte recuperación en el 2012 (7.1%), el dinamismo sectorial tiende a desacelerar en el 2013 y se pronostica un crecimiento de 2.9 por ciento.

[email protected]