El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el próximo fin de semana iniciará la construcción del gasoducto que correrá de Veracruz a la península de Yucatán.

En Palacio Nacional, durante su conferencia de prensa, el mandatario indicó que con esta obra se llevará gas a bajo costo para habitantes del sureste del país.

“Voy este fin de semana a iniciar la construcción del gasoducto de Tabasco, de Reforma a Chiapas, límites con Tabasco, hacia la península de Yucatán. Vamos a llevar gas barato para el desarrollo de toda esa zona”, mencionó.

De acuerdo con Elvira Daniel Kabbaz Zaga, directora general del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas), este proyecto cuenta con un presupuesto de entre 500 y 600 millones de pesos para la construcción de una interconexión con el gasoducto de Mayakan, ubicado en Chiapas.

Se tratará de un ducto de distribución mediante 38 kilómetros de red hacia la península de Yucatán, con lo que se espera transportar 1,000 millones de pies cúbicos de gas natural diarios.

Actualmente, 85% del consumo de gas natural es en la región norte, y apenas llega a 15% en la región sureste.

Cabe destacar que a finales de agosto del 2019 el gobierno federal anunció que llegó a acuerdos en la renegociación de multimillonarios contratos de gasoductos con seis empresas, lo que le permitirá ahorros por unos 4,500 millones de dólares por la reducción de tarifas de transporte de gas natural.

El pasado 8 de noviembre del 2019, el canciller Marcelo Ebrard y el director general de la Corporación de Financiamiento del Desarrollo Internacional de Estados Unidos, Adam Boehler, firmaron una carta de intención para invertir 632 millones de dólares en un ducto de gas natural desarrollado por la compañía Rassini, que atenderá a entidades federativas del sur de nuestro país.

[email protected]