A dos años de iniciar el acuerdo de colaboración conjunta entre Delta Air Lines y Aeroméxico, se mantiene la visión de largo plazo con la que se firmó, lo que implica que en ocasiones se tenga que seguir con las inversiones “cuando las cosas se pongan un poquito complicadas”, pero los resultados de la alianza ya son visibles, comentó Nicolás Ferri, vicepresidente de Latinoamérica y Alianzas en las Américas de la empresa estadunidense.

“Honestamente, estamos por delante de lo que hemos previsto. Desde el 2017. Lanzamos 12 nuevas rutas, y a marzo del 2019 volamos a 33 destinos en EU sin escalas, saliendo desde 11 ciudades de México. Somos la oferta más fuerte de servicios entre los dos países”, comentó en conferencia de prensa.

Sin embargo, en los dos últimos años la industria ha registrado cambios fundamentales, entre ellos la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, la contracción de viajeros a México y el resultado de procesos a cargo de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) que ha impactado a las dos aerolíneas.

“En cualquier negocio, y la aviación es quizá uno de los negocios más variables del mundo, si tomas un corto plazo en este tipo de cosas te pones muy nervioso, o como ocurre con algunos competidores, se toman decisiones que a veces no son tan lógicas. De nuestra parte, el compromiso con México y con el mercado transfronterizo, así como con nuestros empleados e inversores, es que estamos aquí para ganar en el largo plazo”, afirmó.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Operaciones de Grupo Aeroméxico, James Sarvis, dijo que cuando le ofrecieron venir a Ciudad de México “le habían prometido un aeropuerto nuevo”, lo que no ocurre.

“Obviamente sabíamos que teníamos retos y que ha habido falta de inversión en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México porque iba a estar el nuevo. Con el cambio apoyamos a la administración (federal) de toda manera como una empresa en México. Queremos contribuir a la solución. Hemos dado muchas sugerencias, alentado al gobierno de que el problema de los slots (espacios de despegue y aterrizaje) es muy real. Hemos pedido que se aprendan experiencias de otros aeropuertos”, explicó.

Además, recordó que Delta tuvo un triunfo en la apelación en el proceso sobre manejo de slots y dijo que están 100% confiados de que Aeroméxico va a solucionar el problema de los slots de la misma manera. En la reunión con medios para comentar los avances de la alianza, también estuvo presente el director de Ventas Internacionales de Aeroméxico, Paul Verhagen.

Al cuestionar a Nicolás Ferri si no los puso nerviosos la investigación de la Cofece por prácticas monopólicas a Aeroméxico, lo cual está en proceso de apelación, respondió: “Precisamente porque está en un proceso de apelación hay que dejar que ocurra. La convicción de Aeroméxico es que se han respetado todas las practicas competitivas y todas las leyes. Dejemos que el proceso siga su curso”.

[email protected]