La Representación comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) y legisladores demócratas de la Cámara de Representantes perfilan su primer acuerdo relacionado con la puesta a votación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), afirmó Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Seade detalló que Robert Lighthizer, titular de la USTR, y los legisladores demócratas se han acercado en sus posiciones para evitar la capacidad de los países de bloquear el levantamiento de paneles de solución de controversias (panel blocking, en inglés).

De concluirse un acuerdo en este sentido, se trataría de la primera gran concesión pública que la USTR haría a los demócratas.

Desde el TLCAN “teníamos una pata rota en la mesa de solución de controversias, que no se logró corregir hace 25 años ni tampoco en la negociación del T-MEC. Pero ahora, y gracias a presiones venidas del Congreso, tendremos un acuerdo mejorado en este capítulo que asegure que, a petición de una de las partes signatarias del tratado, haya confianza de que se puede formar un panel para resolver un conflicto que surja”.

“Nos tardó 25 años llegar a este punto central en el nuevo tratado. Este tema que tenía una pata rota se va a mejorar de manera importante”, expresó Seade. El T-MEC mantiene el mismo mecanismo de resolución de controversias Estado-Estado del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para la mayoría de las disputas derivadas del acuerdo, así como el mecanismo binacional de solución de controversias para revisar las disputas de remedios comerciales (decisiones antidumping y de derechos compensatorios).

México, Canadá y ciertos legisladores de Estados Unidos, entre ellos demócratas de la Cámara de Representantes, quieren que este mecanismo opere plenamente.

“Ese capítulo tendrá que funcionar, porque tenía fallas en la parte de su implementación, especialmente en el tema del bloqueo de los panelistas para no llegar al panel. Ésa es una solución más de forma, de proceso, y esa solución está en la mesa y se están explorando las soluciones”, dijo Moisés Kalach, coordinador del Consejo Consultivo Estratégico para las Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Creo que ahí estamos de acuerdo los tres países en que debemos tener un capítulo de solución de controversias para que cubra todo el tratado”, añadió.

Asimismo, este mecanismo de solución de controversias rara vez se ha utilizado, en parte porque las disposiciones del TLCAN se superponen sustancialmente con las de la Organización Mundial de Comercio, que entró en vigor un año después del TLCAN.

En otras vertientes, el T-MEC eliminaría la solución de disputas entre inversionistas y estados (ISDS, por su sigla en inglés) para Canadá, después de la terminación del TLCAN. Mantiene el ISDS sólo entre los Estados Unidos y México para los reclamantes con respecto a contratos gubernamentales en los sectores de petróleo, gas natural, generación de energía, infraestructura y telecomunicaciones; y conserva el ISDS entre Estados Unidos y México en otros sectores, siempre que el reclamante agote primero los recursos nacionales.

El mecanismo de solución de controversias

  • El TLCAN creó un mecanismo de solución de diferencias Estado-Estado (Capítulo 20) para resolver las disputas derivadas del acuerdo.
  • Este mecanismo de solución de controversias rara vez se ha utilizado, en parte porque las disposiciones del TLCAN se superponen sustancialmente con las de la OMC, que entró en vigor un año después del TLCAN.
  • La solución de diferencias de la OMC se ha utilizado ampliamente, más de 500 casos presentados, debido a las ventajas percibidas que incluyen un mecanismo de apelación y un creciente cuerpo de precedentes.
  • Sin embargo, si el TLCAN se revisa con disposiciones que no figuran en los acuerdos de la OMC, los paneles del TLCAN pueden utilizarse más y su capacidad para funcionar correctamente puede examinarse en cualquier renegociación.
  • El panel se integrará por cinco miembros. Las partes contendientes procurarán acordar la designación del presidente del panel en los 15 días siguientes a la entrega de la solicitud para la integración del mismo.

Líder demócrata no descarta avances

Votación sobre el T-MEC podría pasar al 2020: Pelosi

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que no descartaría que la votación del Congreso sobre el acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) pase para el próximo año, pero sostuvo que espera que pueda darse antes.

Donald Trump ha criticado a Pelosi y a los demócratas por no avanzar más rápidamente para ratificar el acuerdo comercial. Los republicanos temen que si el pacto no se sella este año, eso se vea reflejado en las elecciones presidenciales del 2020. Pelosi expuso que los negociadores demócratas y el gobierno de Trump están cerca de finalizar los retoques al acuerdo comercial.

“Nos estamos encaminando hacia el sí, y creo que cada día estamos más cerca de un acuerdo”, sostuvo. “Me gustaría hacerlo tan pronto como esté listo. No lo descartaría el año que viene, pero espero que podamos hacerlo antes”. (Con información de Reuters)

[email protected]