Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) anunció que a partir del 1 de junio se retomarán 50 proyectos que representan 12,000 casas,  de las cuales 10,000 estaban en construcción, mientras las demás están en tramitología y elaboración de proyectos.

Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente local del organismo con 59 socios, destacó que al incluirse por la Federación el sector de la construcción como actividad esencial para reactivarse a partir del 18 de mayo, permite a ellos salir también del paro en que estuvieron casi dos meses debido a la emergencia sanitaria por el Covid-19, tiempo en que igual dejaron de laborar entre 35,000 y 40,000 personas de manera directa en las obras.

Sin embargo, reconoció que no alcanzarán la meta de 17,000 casas terminadas para el presente año, ya que las 10,000 unidades en proceso de construcción se entregarán hasta diciembre y no en septiembre, debido al paro.

En total, al cierre del 2020 se tendrían entre 13,000 y 14,000 casas listas por otros proyectos que se planeen iniciar en los meses siguientes, lo cual significa otro año de no alcanzar la meta, porque en el 2019 la expectativa eran 19,000 y sólo se hicieron 17,000, esto debido a la incertidumbre económica en que se movió el país y la cancelación de subsidios para la vivienda de interés social, abundó.

Consideró importante que los desarrolladores hagan una evaluación durante esta segunda mitad de mayo para ver si podrán tener el abastecimiento de materiales, ya que con los paros a consecuencia del Covid-19, también cerraron las comercializadoras que proveían.

Moreno Gómez insistió que es importante tener garantizada la parte de los insumos para trabajar, porque hay plantas de ladrillo y acero que no han sido reactivadas por las autoridades federales, entonces deben cerciorarse los desarrolladores que, mientras se vuelve a producir, haya material disponible en las tiendas.

Costos de materiales 

Indicó que el costo de materiales podría tener un incremento importante si existiera poca oferta, que en el caso del acero del cual se hacen las varillas y estructuras metálicas, se comercializan en dólares.

Lo anterior, dijo, igual puede impactar la alza de costos de las viviendas para el tercer trimestre del presente año, entre 4 y 10% que, en el tema de la tipo económica, sí afectará más y esto lo deben considerar autoridades del Infonavit cuando otorguen los créditos para las que se vayan terminando de los proyectos en proceso.

En el caso del cemento,  puntualizó que las fábricas en México no han dejado de producir, entonces eso les da tranquilidad, pero también deben ver qué tanto se encarecerá el material eléctrico y de cobre que igual se ocupa para las casas.

Comentó que las constructoras van a trabajar en apego al protocolo de seguridad sanitaria que elaboró la delegación en Puebla de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), a la cual también están adherida, a fin de garantizar que no haya contagios por el Covid-19.

Indicó que al reactivarse la construcción no significa que las empresas de este sector deban relajarse en las medidas, sino al contrario cuidar a la plantilla con la dotación de equipos para protegerse, lo cual significará una inversión.