En el sector formal de la economía, la gran mayoría de los patrones se apega únicamente a las prestaciones que exige la Ley Federal del Trabajo, lo que provoca que muchos de los trabajadores tenga las prestaciones mínimas y apenas 35% cuente con prestaciones superiores a la ley.

Gustavo Boletig, director general de eNomina en México, explicó que el 65% restante sólo tiene los beneficios mínimos o incluso carece de los más básicos como son pago del Seguridad Social, Infonavit, aguinaldo, prima vacacional y vacaciones.

El directivo de eNomina comentó que 42.2% cuenta con las prestaciones de ley; 18.9% no recibe prestaciones y 2.9% tiene beneficios menores.

"El problema actual es que las instituciones bancarias ofrecen a los trabajadores créditos sin entender las necesidades reales de éstos, a veces mucho más de lo que ellos necesitan o pueden pagar, por lo que caen en sobreendeudamiento o morosidad", expresó.

Sin embargo, agregó, el tener a la mano una herramienta, acorde a sus necesidades, significa para los empleados un beneficio, mientras que a las empresas les permite controlar el endeudamiento de su personal.

Comentó que ofrecer prestaciones no necesariamente tiene que ser costoso, sino que implica allegarse de esquemas que ofrezcan a los empleados beneficios financieros, como la compra de productos o servicios.

Explicó que la plataforma tecnológica de eNomina funciona como enlace para que una empresa pueda ofrecer a sus empleados productos, créditos o adelantos de nómina que no impliquen un sobre endeudamiento para sus bolsillos, ejemplificó.