La Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) trabaja en favor de construir una red público-privada de atención que permita la cobertura de los pacientes sin que éstos tengan que recorrer grandes distancias para contar con tratamiento oportuno y seguimiento en favor de su recuperación. / Así lo informó Héctor Valle Mesto, presidente de Funsalud, quien en entrevista con El Economista precisó que hace falta una ruta estratégica para encontrar maneras de mejorar la atención del cáncer en México, y como parte de ello aprovechar toda la infraestructura existente no sólo en el sector público, sino también en el sector privado, la cual muchas veces es complementaria en ubicación, en cada rincón del país.

Dijo que éste es uno de los enfoques que se pondrán en la mesa de discusión durante el Quinto Foro de Líderes contra el Cáncer, que tendrá lugar hoy, 29 de enero, en la sede del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y que anualmente ha sido organizado por el Instituto Nacional de Cancerología (Incan), como parte de una agenda de seguimiento conformada desde el 2017, cuando México fue anfitrión de la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer.

En dicho evento internacional, frente a representantes de más de 60 países, el gobierno mexicano firmó acuerdos para impulsar estrategias que garanticen un verdadero combate de los diferentes tipos de cáncer que más atacan a los mexicanos.

A partir de dicha cumbre, el doctor Abelardo Meneses, director general del Incan, ha mencionado que se viene dando seguimiento a distintos compromisos, entre los que está la creación del Programa Nacional de Control del Cáncer, un registro de cáncer con base poblacional, así como el desarrollo de foros anuales, y éstos han sido muy útiles para ir estableciendo políticas de prevención, analizar riesgos, definir medidas para atacarlos y ver cómo disminuirlos.

Héctor Valle puntualizó que en el Cuarto Foro de Líderes contra el Cáncer realizado en Cancún en el 2018 se definió una agenda de trabajo con el Incan sostenida bajo varios temas fundamentales.

Entre ellos está un acuerdo para desarrollar un plan hacia futuro que permita contar con los elementos para levantar una gran red público-privada de atención y tratamiento para el cáncer. Esto se refiere primero a encontrar dónde están los recursos humanos en el país con capacidad para atender el cáncer y paralelamente dónde se ubican los hospitales, los equipos médicos y toda la infraestructura requerida para dar atención oncológica.

De lo que se trata en este objetivo —precisó— es encontrar la manera de que la gente que padece algún tipo de cáncer no tenga que trasladarse desde muy lejos para atenderse, sino que cada paciente oncológico pueda recibir su tratamiento y tener el seguimiento médico en centros de atención lo más cercanos posible.

[email protected]