Los empresarios de los sectores manufacturero, constructor y comercio redujeron sus niveles de confianza de manera importante durante julio del 2019. Lo que más preocupa a los empresarios es la posibilidad de realizar inversiones en el corto plazo.

Dentro de los sectores manufacturero y construcción el Índice de Confianza Empresarial (ICE) cayó 1.2 y 0.8 puntos respectivamente en comparación con el mes previo contrayéndose hasta un nivel inferior al umbral de 50 puntos. Por su parte, los empresarios comerciales se mostraron ligeramente más optimistas, el ICE registró una caída de 0.9 puntos pero se mantuvo en 51.2 puntos, por encima del umbral, de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

En el análisis anual, la confianza de los empresarios también mostró resultados negativos, incluso más pronunciados tomando en cuenta que exactamente hace un año el ICE alcanzó niveles elevados. En la construcción la confianza empresarial se contrajo 3.3 puntos a tasa anual, en el comercio 3.0 puntos y en la manufactura 2.3 puntos.

Bajas expectativas para inversión

El componente que registra los menores grados de confianza en los tres sectores empresariales es el que evalúa la confianza de los empresarios en poder realizar inversiones, en todos los casos se ubica muy por debajo del umbral de los 50 puntos y durante julio de este año registró caídas importantes.

Las constructoras redujeron 2.2 puntos su confianza en que durante los próximos 12 meses exista un momento adecuado para invertir en comparación con julio del 2018. Las empresas manufactureras y comerciales recortaron su confianza en este rubro 1.8 y 0.5 puntos respectivamente.

Recortaron confianza en todos los rubros

El ICE está compuesto por cinco rubros que evalúan la confianza de los empresarios en el dinamismo actual y futuro de la economía mexicana y de sus propias unidades económicas. Durante el séptimo mes del año, los empresarios recortaron su confianza en todos los rubros analizados.

Las revisiones a la baja de las expectativas dentro del sector construcción expresaron preocupación por el desempeño económico actual pero ligera confianza en el futuro. La confianza en el desempeño actual de la economía nacional cayó 2.3 puntos en comparación mensual, la confianza en la situación futura de sus empresas cayó 0.5 puntos y la confianza en la situación futura del país cayó 0.2 puntos.

En comparación mensual dentro del sector manufacturero los empresarios recortaron 1.3 y 1.1 puntos respectivamente su confianza en el dinamismo actual de sus empresas y del país respectivamente. Para el futuro los recortes fueron de 0.1 puntos tanto en la expectativa de sus unidades como en la nacional.

Los empresarios comerciales realizaron revisiones a la baja más pronunciadas en cuanto al futuro. La confianza en un mejor desempeño futuro de sus empresas cayó 1.6 puntos y recortaron 1.1 puntos su confianza en el futuro económico del país. Su nivel de confianza en el comportamiento actual de la economía de sus empresas y la nacional cayó 0.8 y 0.3 puntos respectivamente.

Expectativas siguen a la baja

Durante julio del 2019 los empresarios se muestran menos optimistas que en meses previos respecto de sus expectativas sobre la operación de sus unidades económicas.

Dentro del sector manufacturero las expectativas se redujeron de manera más pronunciada en los rubros de inversiones en planta y equipo (3.3 puntos), producción (2.0 puntos) y capacidad de la planta utilizada (1.3 puntos) en comparación con lo registrado el mes previo.

Las constructoras redujeron 0.9 puntos sus expectativas en que tendrán un mayor número de contratos y subcontratos y 0.2 puntos en que aumentará su personal laboral.

En las empresas comerciales se recortaron 0.3 y 0.1 puntos las expectativas en los rubros de inventarios de mercancías y compras netas respectivamente.