A un año de que Andrés Manuel López Obrador ganara las elecciones presidenciales —y los niveles de confianza empresarial se dispararan— este junio del 2019 los empresarios se muestran más moderados en cuanto a su confianza y expectativas sobre la economía del país y de sus empresas.

Sólo de mayo a junio de este año la confianza de los empresarios cayó 1.1, 0.5 y 0.2% en los sectores de la manufactura, construcción y comercio respectivamente, de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En los tres sectores económicos, los empresarios coinciden en que actualmente el país no está mejor de lo que estaba hace un año. El rubro en el que mantienen su confianza es en que el próximo año la economía estará mejor que ahora.

Durante junio también se registraron caídas en la confianza de los empresarios de los tres sectores en la confianza para realizar inversiones. Los empresarios manufactureros disminuyeron su confianza 2.2% en comparación mensual, los del sector constructor y comercial la redujeron 0.6 y 0.3% respectivamente.

Empresarios manufactureros, los más preocupados

El sector empresarial de la manufactura revisó a la baja todos los componentes de su Indicador de Confianza Empresarial Manufacturero. Sólo en un mes cayó 1.4% su confianza en la situación económica presente del país y de sus empresas. La confianza en el futuro económico del país cayó 0.8% y en el futuro económico de sus unidades cayó 0.5 por ciento.

También se recortaron sus expectativas acerca del desarrollo del sector. En comparación con el mes previo se redujo 1.0% la expectativa de inventarios, 0.7% de exportaciones y 0.2% de inversiones de capital (maquinaria y equipo).

Empresarios comerciales confían en sus empresas, pero no en el país

Los únicos rubros en donde los empresarios comerciales se mostraron optimistas fueron los de la situación económica presente y futura de sus empresas. En contraparte, la confianza en la situación actual de México cayó 1.9% y la confianza en que el próximo año sea mejor se redujo 1.4 por ciento.

Por otro lado, sus expectativas sobre el comportamiento de sus empresas también se revisaron a la baja. Se recortó 2.0% la expectativa sobre inventarios y 0.5% las relacionadas con las compras netas y el personal ocupado en sus empresas.

Empresarios de la construcción, moderados

La confianza empresarial en el sector construcción también se redujo en la mayoría de los rubros; el optimismo sobre la situación futura y presente del país cayó 1.1 y 1.0% respectivamente. La confianza en que sus empresas estarán económicamente mejor en un año cayó 0.7 por ciento.

Pese al recorte en cuanto a su nivel de confianza, se presentaron ligeros avances en las expectativas que tienen sobre el dinamismo de sus empresas. Creció 0.4% el optimismo sobre un mayor nivel de personal ocupado en sus unidades; 0.2% sobre el valor de las obras ejecutadas como contratistas principales y 0.1% sobre un número mayor de contratos y subcontratos.