La desaceleración económica, que tiende a prolongarse, se refleja en el nivel y ritmo de generación de empleos formales en México. En lo que va del año se han generado 342,645 empleos, 47% menos que los 644,978 que se reportaron en el mismo lapso del 2018, de acuerdo con el reporte mensual de asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De los empleos generados en los primeros ocho meses del año, 321,565 son permanentes y 21,080 eventuales, en ambos casos también por debajo de los registrados en ese lapso del 2018.

Medido mes a mes el registro de asegurados en el IMSS, se aprecia que en agosto pasado acumuló 13 meses consecutivos de reducción en su ritmo de crecimiento. De 4.1% que aumentó en julio del 2018, se llegó en agosto pasado a un ritmo de crecimiento de apenas 1.8%, la variación más baja desde febrero del 2010.

En un contexto macroeconómico más amplio, el registro más reciente de crecimiento del país, se tiene que el PIB durante el segundo trimestre del año fue de 0%, es decir, se mantuvo en el mismo nivel que tres meses antes, dibujando con ello una marcada tendencia de baja.

Por su parte, la Inversión Fija Bruta, es decir, la que se realiza para ampliar la capacidad productiva básicamente en la industria, registró una disminución a tasa anual de 7.4%, la más baja desde noviembre del 2009. El rubro de maquinaria y equipo cayó 11% y en la construcción la baja fue de 4.5%, variaciones que hundieron más en terreno negativo la expectativa económica y la generación de empleos.

Por sectores, la baja de 1.8% en agosto se explica por el sector industrial. En la construcción se cancelaron en los últimos 12 meses 59,565 empleos formales (-3.4%), en las industrias extractivas la baja fue de 3,427 puestos de trabajo (-2.6%) y en la eléctrica y suministro de agua potable la baja fue de 207 plazas (-0.1 por ciento).

En contraste, en los servicios para empresas, personas y hogar, el IMSS reportó un aumento de 128,804 puestos de trabajo (2.7%), en el sector comercio el incremento fue de 101,319 plazas (2.5%), en las industrias de transformación el incremento fue de 84,389 plazas (1.5%) y en transportes y comunicaciones, que mantiene el mejor dinamismo, se crearon 60,770 puestos de trabajo (5.3 por ciento).

Por entidad federativa, el mejor ritmo de crecimiento se registró en Nayarit con 7.3%, Campeche 7.2%, Aguascalientes 6.1% y Querétaro con 5.9%, en tanto que la de menor ritmo fue Guerrero con una disminución en los empleos formales de 4.8%, le siguió Chiapas y Oaxaca con retrocesos de 1.1% y Durango con 0.6 por ciento.

En términos absolutos, en la CDMX se generó el mayor número de plazas, con 37,614, Querétaro con 34,008, Jalisco 33,970 y Nuevo León con 29,251 plazas nuevas. Las entidades que redujeron plazas formales en términos absolutos fueron las mismas que cedieron en términos relativos, a saber: Guerrero con 7,785, Chiapas 2,555, Oaxaca 2,373, y Durango con 1,444.