El fabricante brasileño de aviones Embraer dijo que entregó sólo cuatro aeronaves comerciales en el segundo trimestre, en relación con 26 unidades en el mismo periodo del año anterior, debido a las paralizaciones generadas por la emergencia del coronavirus.

La crisis hizo colapsar la industria de transporte aéreo en el mundo y rivales más grandes como Airbus y Boeing también presentan dificultades graves en sus órdenes de venta. El rezago de Embraer, una medición sobre sus futuros ingresos, se sitúa en 15,400 millones de dólares, una ligera caída respecto a tres meses atrás, cuando las órdenes retrasadas fueron valorizadas en 15,900 millones de dólares.

La empresa también entregó 13 aviones ejecutivos en el trimestre, en relación con los 25 de hace un año. Se espera que la industria de aeronaves ejecutivas sea más resiliente, ya que las personas más acaudaladas evitan cada vez más tomar vuelos comerciales para no contagiarse.

“Embraer entregó menos aviones comerciales y jets ejecutivos que en el mismo periodo de años anteriores, mayormente debido a que la pandemia del Covid-19 afecta a todo el mundo”, dijo la compañía en un documento enviado al regulador local.

La empresa no sólo tuvo esta dificultad durante la pandemia, cabe mencionar que el gigante aeronáutico estadounidense Boeing rescindió de un acuerdo para crear dos joint venture, uno de aviación comercial y otro de desarrollo de mercados para el carguero militar C-390.

El acuerdo, que debía cerrarse inicialmente el 24 de abril de 2020, fue cancelado “después de que Embraer no cumpliera con las condiciones necesarias”, explicó la firma estadounidense, tras señalar desacuerdos en las condiciones de la negociación en los últimos meses.