Luego de lograr garantías por el orden de los 470,000 millones de pesos colombianos (156 millones de dólares), la empresa Electricaribe inició el proceso de compra de energía para sus clientes no regulados durante el 2017, gracias al respaldo otorgado por la el gobierno de Colombia y con el fondo empresarial de la Superintendencia de Servicios Públicos.

En comunicaciones enviadas a los principales generadores y comercializadores del país, Electricaribe hace las respectivas solicitudes de compra de energía. Con esta nueva compra se busca mantener a los clientes de Electricaribe que no estaban respaldados para el año 2017 por la terminación de los contratos con generadores antes de la intervención.

Este nuevo paso de Electricaribe, busca alcanzar nivelar su proceso de adquisición de energía mediante contratos a mediano plazo que garanticen su proceso de comercialización a sus clientes con tarifas competitivas , señala la compañía.

Así mismo, la empresa informa sobre la cancelación de la limitación en la prestación del servicio.

Lo anterior se dio luego que en un oficio enviado el pasado viernes 16 de diciembre, la compañía XM canceló el proceso que estaba en curso en contra de Electricaribe por limitación de suministro de energía. Esto gracias al pago, antes de fecha que se hiciera efectiva la limitación.

En consecuencia, Electricaribe indica que ratifica la voluntad para el pago de sus obligaciones con XM gracias a las garantías logradas a través de un documento Conpes y el fondo empresarial de la Superintendencia de Servicios Públicos que alcanza los 470,000 millones de pesos colombianos .

Finalmente, la compañía señala que dispone de caja para el pago de estas deudas.