México cayó un puesto en el índice de Competitividad Mundial de la Escuela de Negocios de Suiza (IMD), al pasar del sitio 46 al 47, resultado de la profunda recesión económica y la lenta capacidad del gobierno para enfrentar el deterioro.

Al difundir su libro Competitividad Mundial 2010, los expertos destacaron que los frenos del país para avanzar por el mercado mundial estuvieron puestos el año pasado por la contracción del PIB per cápita, la recesión de la economía, el desempleo de largo plazo, la evasión fiscal, la lenta capacidad de adaptación del gobierno a los cambios de la economía y la ineficiencia del sector público para tomar decisiones.

En el capítulo México, los expertos destacaron cinco retos que permitirían a la economía escalar una mejor posición en su ranking de competitividad: se trata de conseguir un cambio regulatorio en educación, empleo, energía y política fiscal.

Dirigir el mercado interno al crecimiento a través de la innovación.

Sugiere, además, avanzar en el ambiente para hacer negocios, favoreciendo a la competencia; invertir en infraestructura pública para reducir los costos de logística entre las entidades del país y sobre todo, adaptarse a las nuevas condiciones y retos del mercado mundial.

IMD

Entre la bola

En conversación con El Economista, Suzanne Rosselet, subdirectora del Departamento de Investigación para la Competitividad en el IMD, advierte que sin los cambios sugeridos: México está en riesgo de quedarse por detrás de China y de los grandes competidores de América Latina, es decir, Brasil y Chile .

Y la prueba de que el futuro nos alcanzó, es el mismo reporte, pues Chile resulta el mejor rankeado en competitividad entre los países latinoamericanos, en el puesto 28, seguido por Brasil en el 38; Perú en el 41 y Colombia en el 45.

Según la experta, el gobierno mexicano está consciente de que los demás países no esperarán a que México realice las reformas estructurales para repartirse al mercado. Pero la burocracia sigue limitando el despegue del país, lamenta.

Fotografía mundial

El caso mexicano es sólo un ejemplo del impacto que tuvo la crisis en la actividad productiva y en el índice de competitividad, pues la gran recesión mundial arrastró principalmente a las consideradas primeras economías.

En el 2009, por primera vez en 20 años, Singapur y Hong Kong han rebasado a Estados Unidos en el ranking de competitividad .

Estados Unidos cayó al tercer sitio de la lista y no tuvo un mayor desplome porque: Es un importante líder en negocios, activo promotor de la empresa, y mantiene una supremacía sin parangón en tecnología .

Radiografía

Mediciones van y vienen; el camino sigue siendo largo

La burocracia, la falta de infraestructura y la ausencia de reformas estructurales siguen entorpeciendo el desarrollo económico del país, revelan investigaciones de diversos organismos.

5 retos enfrenta México para mejorar en el índice del IMD: educación, empleo, energía, política fiscal e innovación.

195 variables considera el informe del ITESM para calificar a los estados, y es resultado de tres años de investigación.

7 pilares evalúa el Foro Económico Mundial para integrar su reporte de facilitación del comercio correspondiente al 2010.

ymorales@eleconomista.com.mx