Estados Unidos reactivó la posibilidad de una próxima guerra comercial contra China, al anunciar que impondrá aranceles de 25% a 50,000 millones de dólares de mercancía china que contenga “tecnología industrialmente importante”.

El arancel se aplicará a mercancías que incluyen las relacionadas con el programa Hecho en China 2025. A través de un comunicado, la Casa Blanca precisó que la lista completa de importaciones que estarán sujetas a las tarifas se difundirá el 15 de junio.

La administración del presidente Donald Trump adelantó que implementará restricciones de inversión y controles de exportación para ciertas personas y entidades chinas después de que esas medidas se anuncien el 30 de junio. En otro comunicado, el Ministerio de Comercio de China respondió que el gobierno chino estaba “sorprendido” por la declaración emitida por Estados Unidos, lo que es “obviamente contrario al consenso alcanzado entre las dos partes en Washington no hace mucho”.

“No importa qué medidas tome Estados Unidos, China tiene la confianza, la capacidad y la experiencia para salvaguardar los intereses del pueblo chino y los intereses fundamentales del país. China insta a Estados Unidos a actuar de acuerdo con el espíritu de la declaración conjunta”, agregó.

Estados Unidos y China llegaron el 19 de mayo a un acuerdo para reducir el déficit comercial que tiene el primero de esos países con el segundo, sin comprometerse a establecer objetivos cuantitativos. Previamente, las dos naciones habían lanzado amenazas mutuas de poner aranceles a importaciones por 150,000 millones de dólares.

En un comunicado conjunto tras dos días de conversaciones, informaron en aquel día que “hubo un consenso sobre el hecho de tomar medidas para reducir de manera significativa el déficit de Estados Unidos en el intercambio de mercancías con China”.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés) recomendó el 3 de abril que se aplique un arancel de 25% a 1,300 productos de origen chino por valor de aproximadamente 50,000 millones de dólares anuales.

Las tarifas van desde medicamentos, productos de acero, semiconductores, baterías, maquinaria agrícola, textiles y refrigeradores, hasta hornos de panadería, neumáticos, extinguidores de fuego, robots industriales y autos.

Como parte del programa Hecho en China 2025, el gobierno chino se ha trazado el objetivo de incrementar la participación de empresas de su país en el mercado doméstico de 60 a 80% en las supercomputadoras y de 40 a 60% en los productos inteligentes manufacturados entre 2020 y 2025.

[email protected]