Estados Unidos creará un comité intersecretarial para facilitar el cumplimiento de los nuevos requisitos en las reglas de origen automotriz que establece el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En general, su objetivo será facilitar la transición a estos nuevos requisitos y garantizar una coordinación efectiva con las agencias de Estados Unidos y con las partes interesadas en la implementación de dichos requisitos.

Para ello, el presidente emitirá una orden ejecutiva que establezca un comité intersecretarial, dirigido por la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) con la participación de otras agencias relevantes, como el Departamento de Comercio, Aduanas y Protección Fronteriza, la Comisión de Comercio Internacional y el Departamento de Trabajo.

Este comité emitirá pautas para facilitar la implementación y el cumplimiento de las disposiciones del T-MEC relacionadas con productos automotrices. También revisará el funcionamiento del acuerdo con respecto al comercio de bienes del sector, para garantizar que las disposiciones del acuerdo sigan siendo relevantes a la luz de los cambios en la tecnología y el contenido del vehículo, y facilitar el uso de autopartes originarias, según lo prescrito en el propio acuerdo comercial.

El T-MEC crea nuevos requisitos para que los vehículos de pasajeros y camiones sean elegibles para el tratamiento preferencial, incluidas las reglas más estrictas específicas para vehículos y autopartes y el requisito de que ciertas partes centrales utilizadas en la producción de un vehículo sean originarias.

No más rastreo

Asimismo, elimina las disposiciones de “rastreo” del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Además, incluye nuevos requisitos para que las compras de acero y aluminio de los productores de vehículos tengan un porcentaje mínimo originario de ambos metales.

Las reglas requieren que los productores de vehículos obtengan una parte significativa del contenido de las plantas o instalaciones de América del Norte que, en promedio, pagan a los trabajadores de producción directa al menos 16 dólares por hora, también conocido como un requisito de contenido de valor laboral.

Las reglas de origen se utilizan para determinar el país de origen de los productos importados.

De ese modo, las reglas de origen preferenciales se aplican en los tratados de libre comercio para garantizar que sólo los productos elegibles reciban beneficios arancelarios preferenciales si el bien se realiza en su totalidad o en gran parte dentro de la región.

Si el bien no se obtiene en su totalidad en la región, se aplica un método de cambio de tarifa y método de valor de contenido regional (VCR) para determinar el origen.

Los bienes pueden calificar si los materiales se transforman lo suficiente dentro de la región para pasar por un cambio en la clasificación arancelaria armonizada (también conocido como cambio de tarifa).

En muchos casos, los productos deben cumplir con un nivel mínimo de VCR, además de sufrir un cambio de tarifa.

[email protected]