El campo mexicano vive una realidad diferente y positiva a la presentada hace cuatro años, enfatizó el presidente Enrique Peña Nieto, quien destacó que en los primeros meses de este 2016, la actividad agrícola ha crecido 4.2% más que otros sectores.

Peña Nieto inauguró el 78º Congreso Nacional Extraordinario de la Confederación Nacional Campesina (CNC), en Tepic, Nayarit, donde promovió al campo como un área estratégica para el desarrollo social y económico de México y destacó cuatro políticas de su gobierno: tecnificación del riego, aprovechamiento de agua, aumento de créditos y apoyo a las mujeres del campo.

Ante cientos de integrantes de la CNC de los titulares de distintas secretarías, gobernadores, legisladores, el primer mandatario llamó a la unidad para respaldar la transformación nacional y no conformarse con lo que se tiene.

Somos un Gobierno que no decidimos sólo administrar lo que recibimos, sino, más bien, impulsar cambios que le den a México la oportunidad de crecer de forma más acelerada, de tener mayor desarrollo y, sobre todo, de garantizar que el día de mañana las nuevas generaciones tengan mayores espacios de oportunidad y de realización personal. Y eso no podía hacerse sólo administrando lo que recibimos. Teníamos que impulsar una transformación , añadió.

Enlistó que se han destinado 63,000 millones de pesos para atender a 4 millones de productores, que la actividad agroalimentaria en este primer semestre ha crecido 3.3%, más del promedio del crecimiento nacional, y que la actividad agroindustrial es más productiva.

El secretario general de la CNC, Humberto Cota, destacó que los integrantes de Confederación son priistas hasta las cachas y respaldan la transformación que encabeza el presidente de México.

Destacó los créditos que el gobierno federal otorga a los productores: Antes era mucho crédito para poca gente, y es mucha gente, aunque poco crédito, pero efectivo, con la Financiera Nacional .

En esta ocasión, la temática de la CNC fue La revolución productiva , que tiene como objetivo sentar las bases para que el pequeño productor pueda incorporarse y competir en el mercado global, toda vez que hay 6 millones de mexicanos que viven en comunidades campesinas.

Cabe recordar que se lanzó al mercado nacional e internacional la Marca CNC para productos certificados de los pequeños productores y con lo que se busca eliminar el llamado coyotaje .

tania.rosas@eleconomista.mx