En el periodo de sesiones que arrancará el 1 de febrero del 2016, el presidente Enrique Peña Nieto presentará la iniciativa de reforma en materia de justicia laboral, y como parte del proyecto que impulsa su administración sobre Justicia Cotidiana.

La iniciativa de reforma propondrá una revisión del sistema de justicia laboral, incluida la transformación y modernización de las juntas de Conciliación y Arbitraje en los ámbitos federal y estatal.

El viernes pasado, durante la XIX Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en Cancún, Peña Nieto reconoció complicaciones en el sistema de justicia relativa a controversias entre trabajadores y empleadores.

Hay casos en los que representantes legales de trabajadores buscan aplazar indebidamente los juicios laborales, no para favorecer al interesado, sino para encarecer el litigio y obtener beneficios a costa o de los trabajadores o de las empresas , dijo el mandatario.

Ante los ministros de las naciones que integran la OEA, Peña Nieto dijo que las reformas buscarán garantizar que el funcionamiento del sistema de justicia laboral esté actualizado, conforme a los principios de legalidad, transparencia, rendición de cuentas, imparcialidad, equidad y eficiencia.

Hay que decirlo abiertamente: una justicia laboral efectiva, pronta y expedita nos permitirá como nación dar certeza jurídica a trabajadores y a empleadores y, con ello, elevar tanto la productividad y la competitividad económica como la calidad de vida de las familias , puntualizó el Ejecutivo.

Durante el evento, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, alertó que pese a la reducción en la desigualdad, América Latina continúa siendo la región más inequitativa del planeta.

Y si bien después de la crisis del 2008-2009 economías latinoamericanas mostraron elementos de desarrollo, a partir del 2014 se muestra una tendencia seria, preocupante, a la desaceleración económica de varios de nuestros países hermanos, lo que, sin duda, repercute, de no tomar políticas públicas integradas, en mayor y creciente desigualdad social .

El funcionario indicó que ello conlleva que el continente enfrente una elevada tasa de informalidad laboral, y conforme a la OIT, en América Latina y el Caribe hay más de 130 millones de trabajadores en condiciones de informalidad. América Latina y el Caribe, en esta región, la tasa de desempleo de los jóvenes es de 13.3%, casi el triple de la tasa de desocupación abierta, que corresponde a la población adulta, y es más del doble de la tasa general promedio de la región, que es de 6.5% , indicó el secretario.

México, entre los primeros en cumplir convenios fundamentales de la OIT

El gobierno de México busca dar cumplimiento a los ocho convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y sumarse a los primeros países que dan cumplimiento a las bases que regirán las relaciones comerciales en materia de trabajo de los integrantes del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP).

En ese sentido, el presidente Enrique Peña Nieto envió a la Cámara de Senadores la propuesta para que la cámara alta ratifique el Convenio 98 relacionado con la contratación colectiva , de tal manera que cumpla con el único convenio que le falta para que nuestro país se sume a naciones como Perú, Australia y Chile.

Cabe destacar que de los países que conforman el TPP, Estados Unidos y Brunei sólo han ratificado dos de los convenios fundamentales; mientras que Vietnam lo ha hecho con cinco; Canadá, Japón, Malasia y Nueva Zelanda lo han hecho con seis.

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, dijo que estamos trabajando con empresarios y trabajadores para que el Convenio 98 tenga los ajustes que le hagan bien a México , y destacó que no todos los países lo han hecho, con este convenio, y una vez que esté ratificado, México cumple los ocho convenios fundamentales de OIT que nunca en su historia se habían cumplido . Tras destacar que dicho convenio traerá una la libre sindicación y reducirá las disputas que se dan entre sindicatos y patrones, reconoció que se deben hacer modificaciones en la legislación para evitar distorsiones para ser compatible con nuestro marco normativo . (María del Pilar Martínez)

[email protected]