Los diputados franceses votaron este lunes en la noche en primera lectura la instauración de un impuesto a los gigantes de Internet, que podría convertir a Francia en uno de los pioneros en esta área, pese al reclamo de Estados Unidos para que renuncie a este proyecto.

Los diputados aprobaron por 55 votos a favor, cuatro en contra y cinco abstenciones el artículo del proyecto de ley presentado por el ministro de Economía Bruno Le Maire que instaura el “impuesto GAFA”, acrónimo que engloba ab, así como los otros gigantes de Internet.

El impuesto a las GAFA se inspira de un proyecto de directiva europea que no prosperó debido a las reticencias de cuatro países (Irlanda, Suecia, Dinamarca y Finlandia).

Le Maire, que presentó este proyecto como un compromiso del presidente Emmanuel Macron que será “cumplido”, lo defendió como un texto con el que se busca alcanzar “justicia y eficacia fiscal”.

Le Maire consideró “inaceptable” que los gigantes de Internet realicen “ganancias considerables” en Francia, pero que paguen impuestos en el extranjero. “Nadie puede aceptar eso”, apuntó.

Washington exhortó a Francia a que renuncie a este gravamen, ya que lo considera “extremadamente discriminatorio para las multinacionales con sede en Estados Unidos”.

kgb