El comercio establecido en el país estima una derrama económica superior a los 18,000 millones de pesos para este Día del Niño, monto que representaría 3.6% más con respecto a lo comercializado en el 2015.

Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco- Servytur), destacó que entre los giros comerciales que registrarán mayores ventas, son: electrónica (videojuegos, consolas de video, celulares, tabletas), que podrían incrementar 4.8%; seguido por juguetes, en 4%; los esparcimientos (cines, teatros, espectáculos, etc.) con 4 por ciento.

Además de restaurantes elevarían su afluencia en 3.9%, la ropa y calzado, en 3.2%; los dulces y chocolates, aumentará su demanda en 3.3% y 2% en las tiendas de regalos.

Enrique Solana hizo un llamado a los consumidores de todo el país a acudir solamente a los negocios formalmente establecidos, para contar con la calidad y garantía necesarias en los productos y servicios que adquieran durante la tradicional celebración del Día del Niño.

En el caso de la Ciudad de México, este festejo dejará una derrama económica por 2,187 millones de pesos, de acuerdo a un estudio realizado por la Cámara Nacional de Comercio, pues se prevé que el gasto promedio de las familias para festejar a sus pequeños, oscila entre los 350 a 450 pesos por niño.

mfh