El desempleo juvenil en América Latina y el Caribe aumentó de forma abrupta en el último año, pues pegó un salto de más de 3 puntos porcentuales, al pasar de 15.1 a 18.3% de la Población Económicamente Activa (PEA). Además, este mercado laboral para los jóvenes ofrece empleos de baja calidad y productividad, pues seis de cada 10 de estos se encuentran en la informalidad, reveló el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): El futuro del trabajo que queremos: la voz de los jóvenes y diferentes miradas desde América Latina y el Caribe .

José Manuel Salazar-Xirinachs, director Regional de OIT para América Latina y el Caribe, comentó que el momento económico que vive la región se ha caracterizado por un crecimiento débil o mediocre con una insuficiente generación de empleo, lo que golpea con mayor intensidad a los jóvenes.

No obstante, eso no impide que los jóvenes tengan confianza en el futuro del trabajo, optimismo por lo que podrían lograr en sus empleos y expectativas por el impacto de nuevas tecnologías.

Sin embargo, aún la elección de carreras no está vinculada con los cambios tecnológicos, apenas uno de cada 10 jóvenes estudia ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Mientras un tercio de los que respondieron la encuesta está estudiando una carrera relacionada a las ciencias empresariales, seguido de carreras relacionadas al arte y las humanidades .

La mayoría de los jóvenes considera que las nuevas tecnologías, la robotización y la automatización de los procesos tendrán efecto positivo. Un resultado muy importante y esperanzador es que una proporción elevada de los jóvenes son conscientes que deben llevar a cabo un esfuerzo personal para adquirir educación y capacitación que les permitan aprovechar oportunidades futuras , expuso el especialista regional en empleo juvenil de la OIT, Guillermo Dema.

El informe señala que de acuerdo con las respuestas obtenidas tres de cada cinco jóvenes ven con mucha confianza su futuro de aquí al 2030. En ese sentido, los jóvenes que tienen un empleo, en primer lugar valoran contar con un buen salario, seguido de un buen ambiente de trabajo y tener la oportunidad de crecer en la empresa.

Otro aspecto importante que revela la encuesta de la OIT es que el caso de las mujeres valoran que haya mayores oportunidades de crecer y desarrollarse en la empresa; mientras que los hombres buscan horarios flexibles y fácil acceso.

[email protected]