Las exportaciones mexicanas de televisores de pantalla plana registraron una caída interanual de 11% en el primer semestre del 2012, para llegar a 6,154 millones de dólares.

Las ventas de dichos aparatos no han podido rebasar los niveles del 2008, cuando llegaron a la cima de una bonanza impulsada por novedosas tecnologías.

El comportamiento negativo se produjo luego de que las exportaciones de televisores habían reportado en el 2011 otro descenso similar, de 10.4% a tasa anual, al sumar 15,605 millones de dólares, según datos del Banco de México.

Una parte que explica esta caída es la debilidad de la compra de casas nuevas en Estados Unidos, puesto que en la medida que ese indicador crece también aumenta la demanda de aparatos electrodomésticos , aseguró al respecto Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Del total de las ventas externas mexicanas de televisores de pantalla plana en la primera mitad del 2012, 81.1% se dirigió a Estados Unidos, donde los inicios de construcción de casas subieron 2.3% en agosto respecto de julio a una tasa anual ajustada por estacionalidad.

La construcción de casas en Estados Unidos se ubica ahora cerca de 30% por debajo del máximo de 2.27 millones de unidades alcanzado en enero del 2006.

Las ventas de bienes de consumo duradero tardan más en reactivarse tras una crisis, pero hay un optimismo moderado de que comenzará a mejorar la economía global y, en particular, de Estados Unidos , dijo Carlos González, director de Análisis de Monex.

Los consumidores estadounidenses importaron televisores a color por 8,445 millones de dólares de enero a julio del 2012, una caída interanual de 0.5%, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio.

De ese total, las originarias de México sumaron 5,863 millones de dólares, lo que implicó una caída de 6% y una pérdida de competitividad por ubicarse aún más abajo del descenso promedio. Las procedentes de China fueron por 2,172 millones de dólares y tuvieron un alza de 12.9 por ciento.

Las exportaciones mexicanas, que incluyen otros destinos como Canadá, Colombia, Chile y Perú, no han podido pasar el máximo histórico alcanzado en el 2008, por 18,047 millones de dólares.

rmorales@eleconomista.com.mx