Las medianas empresas deben aprovechar la situación del país para abrirse a nuevos mercados, ya que la estabilidad económica y los numerosos acuerdos comerciales son una gran oportunidad que pueden aprovechar para exportar, consideró Roberto Cabrera, socio director de Industrias y mercado de KPMG México.

Indicó que la estabilidad económica de un país es un factor clave para que un negocio pueda exportar, debido a las pocas variaciones del tipo de cambio.

De acuerdo con un estudio realizado por la firma, la mayor competencia de los mercados locales ha inspirado a las empresas no públicas de diferentes países a buscar su expansión a otras regiones, sin embargo, en México el número aún es muy reducido.

Y es que en la República Mexicana hay alrededor de 200 empresas medianas con el potencial de ser exportadoras, pero su exceso de cautela o falta de conocimientos, les ha impedido entrar a nuevos mercados o diversificarles.

El especialista señaló que ante economías locales desaceleradas y volátiles, este tipo de compañías han comenzado a desarrollar una mayor actividad global principalmente hacia América Latina y Asia, a fin de aminorar los riesgos.

En este sentido, el encargado de este segmento de KPMG, Luis López, expuso que se debe aprovechar la cercanía con Estados Unidos, pero también hay que trabajar en la diversificación de otros mercados, como el latinoamericano.

Resaltó que México es uno de los países que cuenta con más acuerdos comerciales, lo que representa una gran oportunidad para las empresas medianas para vender sus productos en otras regiones.

La encuesta realizada a directivos de Canadá, Estados Unidos, México y Brasil, refiere que las empresas medianas exportadoras mexicana tienen operaciones en un promedio de cinco países, cuando la media de los países considerados es de 10.

En conferencia de prensa, el socio de la firma indicó que 84% de las organizaciones de este tipo en el mundo participan en negocios internacionales, y lo hacen a través de proveedores o distribuidores externos.

Asimismo, 67% tiene sociedades o alianzas, 60% subcontrata funciones, 59% cuenta con oficinas en el exterior y solamente 33% vende franquicias afiliadas en otros países.

Además, en el caso de empresas medianas de Estados Unidos y Canadá, alrededor de 43% y 42% de sus ingresos provienen de su comercio con el exterior; en tanto que en el caso de las mexicanas sólo llegan al 23 por ciento.

MFH