Estados Unidos prolongó por 90 días las exenciones que permiten a la empresa china de las telecomunicaciones Huawei continuar comprando tecnología estadounidense, antes de una prohibición definitiva, informó este lunes el secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross.

El Departamento de Comercio anunció que extenderá la licencia general temporal (TGL, por su sigla en inglés), que autoriza compromisos específicos y limitados en transacciones que involucran la exportación, reexportación y transferencia de artículos, bajo el Reglamento de Administración de Exportaciones (EAR, por su sigla en inglés), a Huawei y sus filiales no estadounidenses que están sujetos a la lista de entidades.

Según el gobierno estadounidense, la continuación del TGL tiene como objetivo brindar a los consumidores de todo Estados Unidos el tiempo necesario para alejarse del equipo de Huawei, dada la persistente amenaza de seguridad nacional y de política exterior. Esta licencia entrará en vigencia el 19 de agosto del 2019 y durará 90 días adicionales.

“A medida que seguimos instando a los consumidores a que abandonen los productos de Huawei, reconocemos que se necesita más tiempo para evitar cualquier interrupción”, detalló Ross en un comunicado.

Fuera del alcance del TGL, cualquier exportación, reexportación o transferencia en el país de artículos sujetos a la EAR continuará requiriendo una licencia otorgada después de una revisión por parte del BIS bajo una presunción de denegación.

Huawei fue agregado a la lista de entidades después de que el departamento concluyó que la compañía está involucrada en actividades que son contrarias a los intereses de la seguridad nacional o política exterior de Estados Unidos, incluidas las presuntas violaciones de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional (IEEPA), conspiración para violar la IEEPA al proporcionar servicios financieros prohibidos a Irán y la obstrucción de la justicia en relación con la investigación de esas presuntas violaciones, entre otras actividades ilícitas.

El 15 de mayo del 2019, el presidente Trump firmó la Orden Ejecutiva 13873, autorizando al Secretario de Comercio a prohibir ciertas transacciones de tecnología que involucran a “adversarios extranjeros”.

Ese mismo día, el Departamento de Comercio agregó a Huawei y 68 de sus afiliados no estadounidenses a la lista de entidades de la Oficina de Industria y Seguridad, que generalmente requiere una licencia de exportación para la venta o transferencia de tecnología estadounidense a esas entidades.

Luego, el 20 de mayo del 2019, el departamento emitió una TGL temporal de tres meses, que autorizaba algunas transacciones continuas con Huawei y sus afiliados. El 1 de agosto del 2019, el presidente Trump dijo: “Podemos hacer negocios por cuestiones no relacionadas con la seguridad con Huawei (...) Pero cualquier cosa que tenga que ver con la seguridad nacional no estamos tratando con Huawei”.

En respuesta aparente a las acciones de los Estados Unidos. El Ministerio de Comercio de China, en junio del 2019, anunció planes para su propia lista de entidades poco confiables, que incluirá entidades extranjeras que dañen “los derechos e intereses legítimos” de las empresas chinas o “boicoteen o corten los suministros a las empresas chinas por razones no comerciales”.

[email protected]