La estatal brasileña Petrobras ha seleccionado cuatro consorcios para la segunda ronda de licitaciones por la venta de cuatro refinerías, incluyendo a la china Sinopec, un bloque inversor estatal de Abu Dabi y a dos empresas locales, indicaron cuatro fuentes cercanas al tema.

Sinopec, Mubadala Investment Co de Abu Dabi y las brasileñas Ultrapar Participações SA y Raizen fueron escogidas para pasar a la siguiente fase, dijeron las fuentes. Raizen es un consorcio integrado por Cosan SA y Royal Dutch Shell Plc.

Petrobras recibió ofertas no vinculantes a inicios de noviembre para el primer bloque de refinerías que desea vender. Seleccionó a los grupos que pasarán a segunda ronda la semana pasada, dijeron las fuentes, que pidieron no ser identificadas porque los detalles de la información son confidenciales.

Las ofertas de adquisición deberían ser entregadas a mediados de enero, de acuerdo a dos de las fuentes. El primer bloque de refinerías es el más grande, con una capacidad combinada de 961,000 barriles por día, 40% del total de la capacidad de procesamiento de crudo de Brasil.

Ultrapar, Raízen y Mubadala declinaron emitir comentarios. Ni Petrobras ni Sinopec quisieron ofrecer declaraciones sobre el tema.

Según las fuentes, Ultrapar y Raizen podrían presentar ofertas por dos refinerías en la región sur de Brasil, REFAP y REPAR; y por RNEST, en el estado noreste de Pernambuco.

La china Sinpec y Mubadala planean presentar ofertas por RLAM, la refinería más antigua de Brasil situada en el estado nororiental de Bahía, de acuerdo a las fuentes. RLAM necesita renovaciones significativas y la compañía china está interesada en formar un consorcio con una empresa de construcción china.

En tanto, se espera que Mubadala realice un acuerdo que involucraría a la compañía española Cepsa, que tiene inversores de Mudadala y de Carlyle Group, afirmaron dos de las fuentes.

Según los términos establecidos por la autoridad regulatoria de Brasil, Cade, los ofertantes sólo pueden adquirir una refinería en cada región.